La contribución al medio ambiente va de la mano de la innovación, una de las energías naturales más utilizada es la solar. Le contamos los pros y contras de las tejas solares.

El proceso de transformar de la radiación solar en electricidad es conocido como energía fotovoltaica, la cual se produce en paneles fotovoltaicos. La radiación solar excita los electrones de un dispositivo semiconductor generando una diferencia de potencia, así nace la energía limpia.

Los paneles se pueden utilizar en cualquier tipo de construcción; sin embargo, los edificios son los más conocidos, estos llevan cubiertas inclinadas las cuales son una de las mejores alternativas gracias el sencillo proceso de instalación, pues las cubiertas clásicas generan más inconvenientes.

La placa fotovoltaica se utiliza en la superficie de la teja directamente, la cual tiene una apariencia muy similar a las tejas o cerámicas tradicionales y adicional a esto tienen una vida útil más extensa y más resistencia.

VENTAJAS

  • Adaptación estética y física a las cubiertas.
  • Ahorrar dinero en el pago de los servicios, básicos, luz y agua.
  • Un techo parcialmente cubierto con estas tejas puede cubrir las necesidades energéticas de una familia.
  • La energía que es generada se almacena en baterías.
  • Si una teja sufre algún daño podrá ser sustituida sin que las demás se afecten.
  • pueden ser instaladas en techos inclinados o en aquellos que no tengan la inclinación apropiada.

DESVENTAJAS

  • Tecnología más costosa que los paneles solares.
  • La inversión inicial es elevada.
  • Por ser una tecnología en desarrollo, carece de profesionales.
  • Al estar insertada en la cubierta pierde la opción de tener orientación variable para un mayor aprovechamiento de los rayos solares.

En Colombia ya existen empresas que buscan hacer parte de este mercado de innovadores y así generar una mejor calidad de vida. Están ubicadas en ciudades como: Barranquilla, Cartagena y Medellín, con cubrimiento nacional.