El steel framing es un sistema constructivo en seco, compuesto por perfiles de acero estructural galvanizado de bajo espesor, obtenidos por un proceso de conformación en frío.

Este permite una amplia variedad de acabados, tanto en interior como en exterior, y no necesita equipos o maquinaria pesada para su uso.

Algunos de los beneficios de este sistema son:

  •  Calidad: Los elementos son dimensionalmente estables, por lo que no se deforman con el tiempo ni se generan fisuras o deformaciones por cambios en la humedad.
  •  Durabilidad: La estructura es inmune a las termitas y plagas en general, por lo que no logran afectar el material.
  •  Diversidad: En sus terminaciones exteriores se permiten platas cementicias, entablonados, revoques elastoplásticos e incluso elementos más tradicionales como ladrillo o piedra.
  •  Confort: Permite aislaciones térmicas y acústicas en cualquier mediante el uso de materiales aislantes en la cavidad interior de los paneles resultantes, reduciendo los gastos de calefacción y aire acondicionado.
  •  Rapidez: Se disminuyen los tiempos en comparación con la construcción tradicional, lo que facilita futuras reparaciones o modificaciones que sean necesarias.
  •  Peso: Es muy liviano, solo el 10% de un tabique de ladrillo, lo que disminuye las exigencias estructurales acerca de cimentaciones, vigas y columnas.
  •  Flexibilidad: Permite la ejecución de diferentes volúmenes, los cuales serían más costosos y de lenta ejecución con los sistemas convencionales de construcción.