El grafeno está compuesto por pequeñas partículas de carbono que se agrupan de forma muy densa en láminas de dos dimensiones y en celdas hexagonales. Un claro ejemplo es el panel de abejas en un folio pues es una superficie plana y de dos dimensiones como se dijo anteriormente.

Es un material resistente, flexible y muy ligero, lo que hace que su manipulación sea más fácil y permita moldearlo dependiendo la necesidad de cada caso. Para hacerse una idea de la magnitud que tiene el grafeno es ver lo que usamos en nuestro diario vivir. Computadores, carros, teléfonos, celulares, equipos de música entre otros son solo algunos de los campos donde se puede implementar.

La llegada del grafeno puede desbancar a los muy modernos paneles solares gracias a que éste tiene la capacidad de absorber la energía del sol y trasformarla en energía útil y con un peso muy inferior; una formas de uso es el recubrimiento de las paredes de los edificios. Investigadores de la universidad de Mánchester han comprobado que el grafeno tiene capacidad de autoreparación esto es por su composición de átomos de carbono e hidrógeno.

CARACTERÍSTICAS Y VENTAJAS:

  1. 200 veces más resistente que el acero.
  2. Capacidad de captar energía de las tormentas eléctricas.
  3. Una vida útil más larga.
  4. Mejor mantenimiento en las construcciones.
  5. Ahorro en materia prima, energía y transporte.
  6. Permanece en buen estado cuando es sometido ha grandes presiones.
  7. Gran conductor de calor y electricidad.

En conclusión, la llegada del grafeno al mercado no solo aportará al mejor desempeño de los elementos anteriormente mencionados sino que será muy amigable con el medio ambiente, no olviden que esté elemento nace de las partículas desechadas del carbono.