Producir el 100% de la energía eléctrica, con luz solar, limpia y sostenible a través de paneles solares, es la novedad y el sueño de muchos colombianos para evitar gastar y depender de compañías eléctricas.

panel-solar-casa

Hoy en día es posible con la instalación fotovoltaica en los hogares; una opción competitiva en el mundo que inició como una viabilidad de generar energía en zonas alejadas del sistema eléctrico, pero tomó fuerza y una gran acogida en zonas urbanas  generando rentabilidad no solo para  los constructores  sino para sus compradores.

La implementación de paneles solares en las viviendas permite que estén a la vanguardia, siendo una nueva alternativa de producción de energía.  

Es necesario entonces dar a conocer  lo factible que es realizar una instalación solar fotovoltaica  en las viviendas, en aras de incentivar la aplicación de éstas tecnologías:

  •  Es legal:  éstas instalaciones están reguladas por el reglamento electrónico de baja tensión; claro está,  deben ser legalizadas por un instalador autorizado.
  • Sin impuestos: si la instalación es con baterías y nada tiene que ver con la red, dicho impuesto no aplica, pero si  es directa y vierte red, es posible que cobren algún peaje que aún no se encuentra definido.
  • Sistema de ahorro: para el consumidor la inversión principal ayuda al medio ambiente y también a su bolsillo; el ahorro que se genera es casi de un 70% mensual si se tienen los equipos adecuados.
  • Soporte para la noche: no debe temer si el sol se esconde, pues aparte de los variados sistemas de soporte, usted también puede contar con baterías recargables para suplir la necesidad de dar luz en la noche.
  • Vida útil: es una instalación que puede durar de 20 a 25 años sin cuidados extremos, aunque es recomendable realizar una inspección anual. Por su parte las baterías tiene una durabilidad mínima de 10 años, según la tecnología y su uso.
  • No dañan las cubiertas: la estructura que se instale debe ser acorde con la cubierta de la vivienda utilizando los materiales adecuados. Si se instala los paneles de manera correcta, no tendrá daño alguno, de hecho estos ayudan a proteger el techo de la luz y la humedad.Además, los paneles fotovoltaicos certificados están hechos de vidrio templado de 3.2 mm que soportan bolas de granizo de 25 mm de diámetro a 82,8 km/h. También son relativamente livianos 13 kg/m², siendo menos que la de cualquier cubierta.