Una de los aspectos más importantes por las que debe velar un contratista es por la seguridad de sus trabajadores. Por eso, debe dotarlos de las herramientas adecuadas para que no exista ningún inconveniente que pueda acarrearle gastos adicionales y daño en la imagen que tiene la compañía.

En la dotación básica que debe tener un soldador está:

-Capuchón en drill o jean
-Careta lente seguro
-Guantes en carnaza
-Casco
-Overol en jean
En la dotación especializada están los siguientes elementos:
-Botas soldador resistente al agua y electricidad
-Respirador con filtros
-Careta fotosensible para soldadura
-Guantes
-Arnés para alturas

Los daños más frecuentes que sufren los empleados en una construcción generalmente son producto de que las empresas no brindan la dotación adecuada a las personas para cumplir sus labores. No importa cuanto lleve realizando esta labor, siempre es necesario tomar las medidas de precaución necesarias para que no sucedan imprevistos.

Las máscaras son necesarias para que los vapores que emanan algunos metales durante el proceso de soldadura no se puedan inhalar fácilmente causando problemas respiratorios.

También es fundamental usar guantes resistentes y botas aislantes para mitigar el riesgo de la combinación de agua con electricidad.
El ruido que genera los electrodos para soldar es alto porque el soplete funciona a alta presión. Por eso, es importante utilizar herramientas que cubran los oídos para que no se sufra de enfermedades o pérdidas auditivas.

De esta manera, sea prevenido y no espere a que suceda una emergencia para implementar estos elementos de seguridad que son obligatorios por ley a su compañía. Sobre todo porque de usted depende la vida de sus trabajadores y las buenas finanzas de su empresa. Una multa o un daño a un trabajador pueden costarle mucho dinero y la credibilidad de su trabajo.