Desde el 27 de abril el sector de la construcción estará habilitado para reanudar operación de sus actividades, esto en la obligatoriedad de cumplimiento de los protocolos  de medidas preventivas y de mitigación para reducir la exposición y contagio por infección respiratoria aguda causada por el sars-cov-2 (covid-19).

Le puede interesar: Atención al uso correcto de EPP en la prevención.

Las medidas de prevención recomendadas en la circular están basadas en las prácticas más comunes y en la disponibilidad de insumos y recursos existentes en el país en el momento; y que indican responsabilidades del empleador y del empleado.

Las siguientes son las responsabilidades establecidas para los miembros del sector, dispuestas por el Ministerio de Salud:

  • Cumplir los protocolos de bioseguridad adoptados y adaptados por el empleador o contratante durante el tiempo que permanezca en las instalaciones de su empresa o lugar de trabajo y en el ejercicio de las labores que esta le designe.
  • Reportar al empleador o contratante cualquier caso de contagio que se llegase a presentar en su lugar de trabajo o su familia. Esto con el fin de que se adopten las medidas correspondientes.
  • Adoptar las medidas de cuidado de su salud y reportar al empleador o contratante las alteraciones de su estado de salud, especialmente las relacionadas con síntomas de enfermedad respiratoria y reportar en CoronApp.
  • Adicional a las medidas de uso adecuado de tapabocas, lavado de manos y distanciamiento físico, y teniendo en cuenta los mecanismos de diseminación del virus (gotas y contacto), el protocolo determina que se deben fortalecer los procesos de limpieza y desinfección de elementos e insumos de uso habitual, superficies, equipos de uso frecuente, el manejo de residuos producto de la actividad o sector, el adecuado uso de Elementos de Protección Personal (EPP) y optimizar la ventilación del lugar y el cumplimiento de condiciones higiénico sanitarias.

Le recomendamos leer: A partir del 27 de abril construcción reactivará labores.