La mezcla de concreto tiene como fin el recubrimiento de superficies con la pasta homogénea, para lograr un excelente tipo de agregado debe tener en cuenta principalmente el tipo de mezcladora que mejor se acomode a su trabajo. Estas maquinas se clasifican en función de la posición del eje de rotación de la cuba: mezcladoras de eje inclinado, de cuba basculante y mezcladoras de eje horizontal.

Para hacer una buena elección tenga en cuenta las siguientes sugerencias:

  1. La capacidad de la mezcladora: se determina la capacidad de la mezcladora según el volumen del concreto homogéneo y compactado que puede mezclar en una acción de amasada, en algunos casos se designa la capacidad de la mezcladora por expresiones del tipo 10/7, 14/10, valores que expresan en pies cúbicos, la relación entre el volumen de los materiales y el volumen geométrico es aproximadamente el siguiente: mezcladoras basculantes 0.7 y mezcladoras de eje horizontal 0.4.
  2. Procedimiento para cargar la mezcladora: no existe una norma que defina el procedimiento para cargar la mezcladora, generalmente se acepta que se coloque inicialmente en el tambor una pequeña proporción del agua de mezcla, aproximadamente el 10 %, añadiendo luego los materiales sólidos conjuntamente con el 80 % del agua. El 10 % restante se termina de introducir cuando todos los materiales se encuentran en la mezcladora. En las mezcladoras basculantes se aconseja introducir el agregado grueso después de la arena y el cemento.
  3. Duración del mezclado: el tiempo requerido para producir de manera continua una mezcla homogénea es una característica de cada tipo de mezcladora, los factores intrínsecos que modifican los requerimientos del amasado son: el tipo y tamaño del agregado, la cantidad de agua de mezcla y el porcentaje de finos de la arena.

Además de saber escoger el tipo de máquina adecuada, también debe tener en cuenta estas sugerencias para el buen manejo del material para hacer la mezcla:

  1. Al usar cemento debe tener en cuenta que esté en buenas condiciones, para asegurar esto colóquelo en un almacén donde este lejos de la humedad, protéjalo de la lluvia y procure nunca colocarlo directamente en el suelo.
  2. Para el empleo de la arena sepa que debe estar libre de restos de plantas, partículas escamosas, arcilla, salitre, otras sustancias dañinas, debe tener perfil preferentemente angular y debe ser de partículas duras, compactas y resistentes.
  3. Las condiciones de la piedra chancada es que debe ser grava natural o triturada, debe estar limpia, ser dura y compacta, y  debe tener textura preferentemente rugosa.
  4. Para el uso del agua el Reglamento Nacional de Edificaciones aconseja que en la preparación y en el curado, usemos agua potable, que no haya sido usada en otras tareas. Cuando se usa agua no potable (acequia, río, etc.) o agua potable usada, estas contienen impurezas que pueden afectar la calidad del concreto.

Siguiendo paso a paso los anteriores tips conseguirá la satisfacción de que entregará a sus clientes un buen producto con excelentes acabados.

Le puede interesar: El boom del comercio electrónico a favor del sector constructor