Antes de comenzar una obra elabore un plan de respuesta en caso de emergencia. Identifique los servicios médicos y de rescate existentes en la zona y ubique los números telefónicos de emergencia en un sitio visible del lugar o haga que los empleados los lleven consigo.

Los principales accidentes que se pueden presentar en una obra de construcción son caídas, descargas eléctricas y derrumbe de zanja.

 

Accidente en una obra de construcción: Caída de un obrero

Las caídas son la causa principal de muerte por accidente en una obra de construcción así como la segunda causa más frecuente de lesiones no letales.

Las nuevas normas de protección contra caídas y la ley federal exige que los obreros se protejan de las caídas mediante un sistema apropiado si trabajan a más de 6 pies de altura y los empleadores deben tener la capacidad de ofrecer servicios de rescate en un plazo de 6 minutos.

No todas las caídas son graves. Sin embargo, llame siempre al servicio de emergencia si el accidentado tiene mucho dolor, se le ve algún tipo de deformidad en el cuerpo (por ejemplo, un hueso fracturado), está inconsciente o si la piel se le pone ceniza.

 

Accidente en una obra de construcción: Descarga eléctrica

Cada año se producen aproximadamente 350 muertes debido a un accidente en una obra de construcción causado por la electricidad. Cuando el accidentado no puede desprenderse del circuito, hasta un voltaje relativamente bajo puede resultar fatal.

El tiempo de respuesta es de suma importancia. Si el accidentado está aún en contacto con el circuito energizado, desconecte la corriente. Si no puede hacerlo rápidamente, sepárelo del circuito con algo que no transmita electricidad como por ejemplo, un trozo de madera seca.

No toque al accidentado hasta que se haya desprendido de la fuente de energía y llame al personal de emergencia.

 

Accidente en una obra de construcción: Derrumbe de zanja

Cuando ocurren derrumbes al trabajar en zanjas, el muro de tierra que se desploma rápidamente puede fracturar huesos, causar hemorragia interna, provocar un shock y suscitar un paro cardíaco.

Si una zanja se derrumba, haga que todo aquel que pueda moverse salga de la misma. Apague todos los equipos de construcción y, si fuera necesario, desvíe el tráfico del área para reducir la vibración y evitar derrumbes posteriores.

Tenga presente los datos críticos para el personal de rescate, incluyendo la hora en que ocurrió el derrumbe, el tipo de tierra, la profundidad de la excavación, la localización de las tuberías de servicios públicos y el lugar donde se encuentra el accidentado.

No trate de sacar a la persona de la tierra con una pala ni con una soga ya que de ambas maneras pudiera lesionarse aún más. Muchos accidentes que tienen lugar en este tipo de derrumbes se deben a que entran en la zanja desconociendo el peligro que ello implica. Cuando una zanja se derrumba hay un 98% de probabilidad de que se produzca un segundo derrumbe.

 

También le puede interesar: Evite los accidentes más comunes en la construcción

 

Aunque es importante tratar de prevenir las caídas, evitar los derrumbes de zanjas y prevenir los accidentes causados por la electricidad, el hecho es que ocurren. Dedicar unos minutos a aprender la forma de responder en caso de un accidente en una obra de construcción puede salvar una vida y prevenir riesgos en una obra de construcción.

Fuente: miconstruguia.com