El ascenso de una pequeña o mediana empresa (pyme) depende en buena medida de las decisiones administrativas basadas en tecnología y de los conocimientos técnicos; no tener esto en cuenta puede llevar al baja eficiencia de los procesos.

Para una pyme es indispensable reconocer los puntos débiles e implementar tácticas o adaptarse a nuevos modelos de acción para salir adelante. Estas son algunas de las equivocaciones que a menudo cometen las pymes según la consultora en mercados y gestión empresarial Performia Colombia: identifíquelas.

Error: procesos confusos

El director de Performia Colombia, Jairo Pinilla, señala que lo más importante es sistematizar y establecer políticas desde el inicio de la creación de la compañía, sin importar sin son organizaciones pequeñas y de poca producción.

El hecho de establecer desde el principio estos parámetros en una pyme también contribuye a fluir mejor en un proceso de expansión o crecimiento, desde las políticas del cronograma, hasta sistematización de los procesos.

Si los procesos no están estandarizados y lo suficientemente entendibles, puede alterar la calidad de producción, los rendimientos, entre otros factores de la empresa. Toda esta información debe ser conocida y comprendida por todos los colaboradores.

Le recomendamos: comience el 2019 con una planeación financiera exitosa

Error: selección errónea del talento humano

Las pymes, regularmente, no tienen el músculo de contratación de talentos desarrollado, por esta razón se recurre a adherir a personas conocidas, amigos o familiares para ejecutar tareas en las que, si bien pueden tener conocimientos, quizá no cuenten con la suficiente habilidad para un asunto específico, que normalmente se detectaría en un proceso riguroso de selección de personal.

Las contrataciones, los ascensos, las degradaciones y los despidos se deben basar en estadísticas. Todos los cargos en una empresa tienen algo que medir, desde los más ejecutivos hasta los más operativos; y es más importante medir resultados obtenidos bien hechos y a tiempo que actividades realizadas.

Lo anterior puede repercutir en un mal clima laboral o alteración en la productividad.

Error: no usar los números como aliados estratégicos

Las decisiones en una empresa no deben ser intuitivas, sino estratégicas. “Manejar una empresa sin estadísticas es como manejar un barco a la deriva y sin rumbo”, expresa Pinilla.

Pero también está el otro extremo: llenar la empresa de estadísticas y no hacer nada con ellas es perder el tiempo. Por lo general las empresas grandes y transnacionales miden, comparan y sistematizan todos sus procesos, esto les permite manejar grandes cantidades de trabajo, replicar acciones exitosas, y conocer realmente el comportamiento del mercado.

La recomendación de Performia Colombia es que empiece a tomar rienda de las estadísticas respecto a los empleados para optimizar tiempos, mejorar resultados, hacer eficaces los procedimientos organizaciones y garantizar el éxito de su pyme.

Le puede interesar: capacítese y agéndese para los eventos de construcción en 2019