Los aditivos se han constituido como la alternativa que siempre permite optimizar las mezclas de concreto y los procesos constructivos. Estos son materiales orgánicos o inorgánicos que se añaden a la mezcla durante o luego de formada la pasta de cemento y que modifican en horma dirigida algunas características del proceso de hidratación, el endurecimiento e incluso la estructura interna del concreto.

Es importante tener claro que los tipos de aditivos al ser incorporados al concreto lograran hacerlo más adecuado según el trabajo o exigencia que tenga el proyecto constructivo.

Aditivos acelerantes 

Permiten disminuir el tiempo de fraguado del mismo, sin alterar sus resistencias mecánicas. Se incorporan a la superficie del concreto una vez colocado este en obra. Permiten la realización de trabajos urgentes.

Aditivos aireantes 

Producen en el mismo múltiples burbujas de aire, de diámetros comprendidos entre 25 y 200 micras, separadas y repartidas uniformemente. Estas burbujas deben permanecer tanto en la masa del concreto fresco como en el endurecido. 

Estos aditivos confieren al material dos propiedades principales, una en su estado fresco mejorando su fluidez y trabajabilidad, y otra en el endurecido, aumentando su durabilidad.

Aditivos hidrófugos 

Mejoran la impermeabilidad de la masa del concreto, siempre que no esté fisurada, y reducen la capacidad de absorción capilar.

Aditivos plastificantes 

Mejoran su docilidad y trabajabilidad con una relación constante agua/cemento. Permiten conseguir cierta fluidez en materiales prácticamente secos, con reducción de agua de amasado de hasta un 15 o 20 %. Es importante no incorporar a la mezcla más cantidad que las dosis prescritas. Un exceso de plastificante puede provocar peligros de expansión o de retardo del fraguado.

Aditivos retardadores 

Permiten aumentar el tiempo de fraguado del mismo, sin alterar sus resistencias mecánicas. Se utilizan en obras que requieren gran volumen de concreto, donde son indispensables las interrupciones debido a las etapas con elementos constructivos de mucho espesor. 

Determinados retardadores pueden hacer disminuir las resistencias iniciales del concreto, aunque a medio plazo, estas pueden incluso aumentar respecto a un concreto sin aditivos.

Le puede interesar: Use madera como opción para controlar los ruidos en sus espacios