*Por: Performia Colombia

Al oír hablar de planeación estratégica podría pensar que para entender el tema tendría que hacer una especialización en una gran universidad. La verdad es que es un tema que puede entender cualquier persona, si se sabe explicar. Y sin una herramienta para planear se puede llegar a perder el panorama de una determinada meta.

No tener objetivos claros puede llegar a dificultar que se cumplan los propósitos de un área e incluso de la empresa enteramente. Son más las empresas que trabajan por el día a día (por la mera supervivencia) que las que tienen una planeación claramente diseñada. Pero, ¿cómo realmente se debe hacer una planeación estratégica simple y cuál es el marco de su alcance?

Si bien la planeación es una estructuración de pasos para conseguir un determinado objetivo. Lo principal es determinar cuál es la meta a la cual se desea llegar, el propósito del área o de la empresa que se desea alcanzar. Para ello se debe tener en claro también los obstáculos y problemas que se puedan vaticinar al enfrentarse a ella, ya que ellos servirán de base para establecer el rumbo que se debe tomar para consolidar los objetivos.

Construyendo la estrategia

En la escala de la administración de L. Ronald Hubbard se define una forma muy precisa en tres pasos de cómo conseguir estos objetivos de forma simple y aplicable, empezamos por:

  • Propósito: la meta máxima que desea alcanzar. Desde este punto podrá definir las acciones a llevar a cabo para lograrlo.
  • Políticas: es importante basarse en políticas que afiancen ese propósito, es decir como reaccionaremos ante determinadas situaciones. Esto es importante desde la observación del gerente, hacer una política de lo que funciona y desechar aquello que no contribuye al plan estratégico.
  • Planes: esta es la descripción general que se desglosa en posibles pasos más simples llamados programas, proyectos y órdenes (puede que sean necesarios todos o no, dependiendo de la complejidad de cada programa) que darán lugar a los pasos a seguir para conseguir objetivos específicos y objetivos generales de su planeación.

¿Planear es complejo?

“La complejidad es sencillamente la suma de muchas tareas simples. De manera que si se aplica orden dentro de una planeación se puede desglosar algo que a primera vista pareciera complejo en muchas tareas sencillas y fáciles de ejecutar”, indicó Jairo Pinilla, gerente general de Performia Colombia.

Desglosar en objetivos más específicos hará que sea más sencillo de ejecutar y favorecerá la percepción de las personas que deban aplicar un determinado plan de trabajo. La sencillez es primordial al momento de la planeación. Otro aspecto que debe tomarse en cuenta es la dosis de realidad con la cual se plantean los propósitos. Una meta real podría ser aumentar en un 30 % o 40 % las ventas del año, algo que podría ser bastante irracional (irreal para los demás) sería exigir una meta de 300 %, lo que evidentemente puede causar frustración al equipo y estrés innecesario.

La importancia del escenario ideal

Un escenario ideal es la proyección descriptiva y muy detallada de aquello a donde se desea llegar. Un lugar óptimo de desarrollo y armonía de la empresa con su equipo de trabajo, por ejemplo. Por esto es que desde la gerencia se debe plantear este lugar ideal para poder postular lo que se desea. Las EstadísticasSe deben establecer de tal manera que midan el avance de su planeación. Sin ellas estará perdido y no sabrá en qué parte del camino va. Sin ellas no llegará ni a la mitad.

Los productos finales valiosos son la representación de eso que es deseable para los demás y a través de lo cual llegará a sus metas.“Si usted tiene un restaurante y su escenario ideal es que sea uno de los mejores, debe saber qué hace el mejor restaurante para poder hacer una autoevaluación de su servicio y si es necesario mejorarlo. Valerse de aquello en lo que es muy bueno y mejorar lo que tenga que mejorar, esa es la formula para ser el mejor. Adicionalmente, todo el equipo de trabajo debe estar comprometido en esta meta para que puedan conseguir los objetivos planteados”, concluyó Pinilla.

También le puede interesar: Conozca los tres errores más comunes que cometen las PYMES