Hay que tener en cuenta el tamaño de la obra y las tareas a realizar, para luego, entregar el trabajo a un contratista o a un subcontratista. Un contratista general suele contratar a subcontratistas (contratistas con conjuntos de habilidades específicas).
Por ejemplo, los “Contratistas Generales” suelen contratar a los fontaneros, electricistas, instaladores de techos, expertos de fundaciones, etc, para cubrir los trabajos que requieren conocimientos específicos. Veamos las diferencias en cada uno:

Instalación de pisosEl Contratista, para grandes construcciones

Un contratista es la persona o empresa que es contratada por otra organización o particular, para la construcción de un edificio, carretera, instalación o algún trabajo especial. Estos trabajos pueden representar la totalidad de la obra, o bien partes de ella, divididas de acuerdo con su especialidad, territorialidad, horario u otras causas.
Los trabajos de mayor extensión, como obra completa o gran remodelación y mantenimiento, suelen requerir de los servicios de un contratista o constructor general. Puede ser una persona específica, con su grupo de trabajo, o bien una empresa, dependiendo del tamaño del proyecto.

Lesiones en la obraEl Subcontratista, para trabajos de remodelación

Un subcontratista es una persona que es contratada por un contratista para realizar una tarea específica como parte del proyecto general y normalmente se paga por los servicios prestados al proyecto por el contratista general de origen.
Una grieta en el muro, una nueva habitación o cualquier trabajo de mantenimiento y cuidado del hogar, sin llegar a ser la obra completa, requiere de los servicios de un subcontratista, persona igualmente capacitada al anterior, aunque más experimentado en tareas de mantenimiento y trabajos menores.
El subcontratista puede hacer las veces de techador, albañil, fontanero y más trabajos, pues no solo sabe cómo se hacen las tareas, sino que también prefiere hacerlas él o ella, sin el gasto de la contratación, en menor tiempo, y garantizando la calidad de su trabajo.
Teniendo claro cuales son las diferencias entre un contratista y un subcontratista, usted podrá tomar las mejores decisiones a la hora de elegir el equipo de trabajo para llevar a cabo la realización del proyecto.