La innovación es una manera de ser y de aprender. En la aplicación de este enfoque se verán grandes resultados en materia de competitividad.

Cuando se habla de Innovación es fundamental que los constructores se pregunten ¿es suficiente que los proveedores de materiales e insumos de la industria sigan pensando en abastecer de más y mejores productos en la búsqueda del cotidiano reconocimiento del mercado?o ¿estamos llamados hacer un alto en el camino y reflexionar sobre lo que verdaderamente quieren, esperan y buscan lograr nuestros clientes, usuarios y consumidores desde sus experiencias, expectativas y comportamientos?

Generalmente, se suele pensar que la innovación son aquellos avances tecnológicos adaptados de otro contextos, que pueden llegar a generar algún impacto en los procesos de producción o en nuevas tendencias enfocadas hacia la producción de mejoras a los productos ya existentes.

Por esta razón, el concepto innovador se sigue reconociendo dentro de la industria como la consecución de productos genéricos que nacen desde la empresa y van al mercado intentando posicionarse en búsqueda del reconocimiento de los usuarios. En muchas ocasiones se logran posicionar en el tiempo por medio de casos de éxito; sin embargo, su acogida no es lo suficiente para mantenerse y dar pie a nuevos comportamientos sociales que verdaderamente estén generando impacto real.

Ante esto, se puede establecer que no basta con indagar en el universo tecnológico externo. Por lo que es importante preguntarnos cuál será la herramienta, material, equipo o proceso que impactará lo suficiente para potencializar cambios sustanciales a nivel del comportamiento de los usuarios.

Las intervenciones tecnológicas foráneas pueden acarrear al principio un reconocimiento dado a su novedad en la aplicación, pero no pasa de ser eso, una novedad que en el tiempo se corre el riesgo de caer en la no apropiación por parte de nuestros contextos reales.

Es allí, donde se hace un llamado a las empresas para que dejen de ser por un instante novedosos. La invitación es a estructurar una cultura de cara a la verdadera innovación donde a través de este nuevo lenguaje, las compañías estén en la capacidad de evidenciar las necesidades puntuales de sus entornos de impacto y logre traducirlas en ideas reveladoras con carácter local, que efectivamente nos estén hablando de un cambio nuevo, distinto y significativo, que genere los impactos tanto tecnológicos como sociales que busca esta nueva cultura.

La búsqueda de nuevas tecnologías puede ser utilizada por las empresas para recrear desde el sentir y desde las aspiraciones de los consumidores distintas formas de percibir el entorno, brindando nuevas maneras en la exploración de posibilidades que satisfagan sus verdaderas necesidades.

Artículo escrito por: Viviana Torres, profesora de Diseño Industrial de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Si quiere conocer más sobre este este tema de innovación, no se pierda Expo En Obra 2017, el encuentro que reunirá a líderes del sector constructor en Colombia para compartir experiencias, nuevos proyectos y visiones del sector .

Allí se ofrecerán espacios de actualización y relacionamiento pensados para transferir el conocimiento de gestión y negocios a través de casos de éxito y fortalecer relaciones comerciales con proveedores de la industria de la construcción a nivel nacional.

La Universidad Tadeo Lozano participará en la agenda académica con speakers calificados y expertos en el tema de innovación.

Para mayor información del evento, ingrese aquí.