Estar presente en las redes sociales ha pasado de ser una tendencia a una necesidad, especialmente para los gerentes y dueños de pequeñas y medianas empresas con la necesidad de darse a conocer en el mercado, ampliar su número de clientes y convertirse en amigos de los principales referentes del sector.

Año tras año, Facebook, Twitter y Linkedln aumentan su número de seguidores, lo cual puede ser beneficioso para las empresas si es aprovechado de manera oportuna y consecuente.

Hay quienes creen que bombardeando las redes con sus productos y promociones, recibirán resultados inmediatos, mayores seguidores y por tanto mayores ventas. Sin embargo, esto se convierte en “una arma de doble filo” que puede terminar aburriendo o molestando al usuario.

Para tener en cuenta

La clave está en ofrecer información interesante, identificar sus usuarios y sus necesidades específicas para brindarles soluciones personalizadas.

A diferencia de las cuñas en radio y los comerciales en televisión, la publicidad digital debe ser más atrayente y menos invasiva. Si logra que sus usuarios se sientan identificados con su empresa, podrá encontrar en las redes sociales una fuente inagotable de recursos.

Según un estudio de Mollie Elkman, presidente del Group Two, el 71% de las personas tienen más probabilidades de contratar a una compañía que siguen en alguna de las redes sociales. Además, añade que el 80% de la gente confía en la recomendación de otra persona, incluso así nunca se hayan conocido en persona.

¿Pero en cuáles debería enfocarse usted?

Facebook y Linkedin son dos redes sociales de las cuales usted puede sacar provecho al máximo.

  • En Facebook usted podrá publicar su empresa y así podrá dar a conocer sus trabajos, obteniendo resultados increíbles con nuevos clientes.
  • En Linkedin, usted podrá publicar su perfil como profesional, así mismo usted se hará reconocer de importantes constructores que necesitan de sus servicios como contratista profesional.