Muchos recintos comerciales y residenciales necesitan construcciones que tengan aislamiento acústico porque están rodeados de bastante ruido o lo producen. Por ley hay espacios que espacios deben ser insonorizados para que las personas que entran en contacto permanente con estos sonidos no tengan efectos perjudiciales en su salud.

El aislamiento acústico se trata de reducir el ruido, tanto aéreo como estructural, que llega al receptor a través de un obstáculo. Esto hace que la energía transmitida sea mínima. Los materiales adecuados para el aislamiento acústico son aquellos que tienen la propiedad de reflejar o absorber gran parte de la energía de la onda incidente. Algunos de los materiales absorbentes más comunes usados en la construcción son:

– Acero
-Cemento
-Espuma de Poliuretano
– Madera
– Enlucido de Yeso
– Suelos plásticos (como vinilos)
– Hormigón
– Ladrillo cara vista
– Lana de roca
– Techos acústicos
– Mármol
– Moqueta : alfombras
– Techos de escayola
– Vidrio

Estos materiales son usados para crear placas que son colocadas en lugares específicos con el fin de disminuir el ruido. Existen diferentes tipos de placas que funcionan dependiendo el presupuesto, las necesidades y el concepto de la obra. Entre estas están:

Placas Fono Absorbentes: Son placas realizadas con materiales de capacidad fonoabsorbente y fonoaislante. Pueden ser instaladas en pequeños y grandes espacios donde existe mucho ruido. A la vez que tienen un precio económico.

Placas Texturadas: Son utilizadas generalmente en las salas que requieren bastante acústica como salas de concierto, auditorios, cines etc.

Pantallas y Barreras acústicas o de Sonido: Estas son requeridas en tuberías que transmiten mucho ruido o al interior de tabiques de yeso o madera.

Placas Composite: Estas placas no solo aíslan el ruido, sino que también lo absorben. Se utilizan en espacios industriales que tienen máquinas muy ruidosas.

Mortero Acústico: Suelen contener porosidad para proporcionar una buena absorción acústica.

Ante las necesidades variables de los clientes, los Contratistas tienen que estar preparados para efectuar cualquier labor que permita abrir su campo de acción y obtener más ingresos. Por ello, es necesario capacitarse y conocer los distintos materiales y elementos que permitan un mejor aislamiento acústico para de esta forma proporcionar un mejor servicio.