El vidrio se ha convertido en un material muy utilizado en las edificaciones, no solo por el toque estético que brinda tanto en los interiores como exteriores, sino que además ofrece la solidez y resistencia necesaria; su constante optimización y el desarrollo de láminas más resistentes, hacen de éste un elemento necesario para una construcción duradera.

Entonces, usted contratista, deberá llevar en su portafolio una tecnología que brinde seguridad, que además aporte al estilo arquitectónico y tenga la capacidad de generar confort, soporte y durabilidad. Por esta razón, es necesario conocer y cumplir con las características que la construcción requiere, el uso e instalación adecuada para cada uno  de los diferentes vidrios y ofrecerlos de la manera más llamativa a sus constructores.

También le puede interesar: El vidrio en la construcción sostenible

Los vidrios pueden ser clasificados según su composición química

Sin embargo, es importante tener en cuenta la selectividad para relacionar la transmisión luminosa y el factor solar, adaptándose mejor a las condiciones del clima, de la luz y a la orientación del edificio en construcción.

Algunos de los vidrios más comunes son:

VIDRIO DE PLOMO

Este es un tipo de vidrio que contiene óxido de plomo en vez de óxido de calcio, permitiendo la facilidad de fusiones proporcionando propiedades esenciales y únicas

  • Alto coeficiente de dilatación calorífica
  • Dispersa la luz en todos los colores
  • Es un escudo protector contra rayos  X y gamma en los campos médico, técnico y de investigación
  • Permite que sea usado como ventana de visualización.
  • El sellado lo permite a bajas temperaturas, protegiéndolo de daños a los componentes electrónicos.

VIDRIO SÓDICO – CÁLCICO

Este está formado principalmente por sílice que es parte de la materia prima básica, sodio que facilita la fusión y calcio que provee la estabilidad química:

  • Se funde con mayor facilidad
  • Es el más barato
  • Resistencia química
  • Aumenta el choque térmico
  • Incoloro

VIDRIO DE BOROSILICATO O DURAN

Este está formado por  óxidos de silicio y boro

  • Su producción es económica debido a su durabilidad
  • Es resistente al calor
  • Es resistente a los químicos
  • Es excelente para utilizarlos en laboratorios de química o biología
  • Eficaz para microondas y lavavajillas
  • Algunas impresoras 3D lo utilizan como base de impresión

Este es un compuesto que se utiliza mayormente en la zona de la cocina, específicamente en los utensilios que se utilizan para limpiar el horno y algunos materiales que pueden ser expuestos al calor sin ningún problema.

VIDRIO DE SÍLICE O VIDRIO COMÚN

Este es el más utilizado en las ventanas, envases de botella, empaques de alimentos y demás

  • Es fuerte químicamente
  • Relativamente económico
  • Se puede fundir sin limite
  • Se puede hacer reciclaje

Vea también: Tips para elegir el vidrio perfecto para cada lugar