Los aislantes acústicos son materiales que buscan reducir el ruido que entra en un espacio y que proviene del exterior.

Este material puede instalarse durante la construcción o más tarde, como un proyecto de mejoras para la obra.

En este momento, existen diferentes materiales que absorben el ruido de manera diferente y que se colocan según el propósito que tenga el cliente.

La reducción de ruido puede lograrse con el uso del espacio entre habitaciones. Cuanto más espacio tengan las ondas de sonido para dispersarse, mejor. Si aumenta la distancia entre la fuente del ruido y el espacio a insonorizar, el ruido que entra en este espacio se verá reducido.

Otra manera para aislar el ruido es por medio de la amortiguación. De esta manera la energía de la onda sonora se convierte en calor dentro del aislamiento. Esto aumenta la eficiencia energética al mismo tiempo que reduce el sonido, a la vez que suprime los ecos y la reverberación.

Es importante tener en cuenta la diferencia entre aislar y absorber. Para aislar el ruido se debe buscar materiales densos, mientras que para absorber se necesitan materiales porosos.

Tipos de aislamiento acústico

El aislamiento acústico no es un proceso sencillo. Por eso, a continuación Contratistas le brinda los materiales más comunes con los cuales se suele realizar este procedimiento.

1. Materiales masivos/ multicapa: El mejor es el que tiene plomo con más de 11.000 kg por m3. Se puede usar en planchas o combinado en láminas multicapa, donde se presenta como una lámina entra otras dos de material absorbente como el poliuretano expandido de diversos grosores. Además existe las láminas de material bituminoso combinado con fibras textiles.

2. Espuma de poliuretano: Es muy utilizado en construcción, pero en caso de un incendio es muy nocivo. Se puede utilizar en paredes, techos, suelos y como relleno de cámaras.

3. Lana de roca o fibra de vidrio: Es uno de los métodos más utilizados porque las lanas de minerales no son inflamables, pero para su colocación hay que protegerse los ojos, la piel y el sistema respiratorio.

4. El corcho: Está compuesto de un material natural muy ligero cuya estructura está compuesta de celdas pequeñas que absorben los ruidos. Se puede colocar en planchas o rollos.

5. Aislamiento asfáltico: Las planchas asfálticas están recomendadas para la insonorización acústica a baja frecuencia. Es un material flexible que amortigua el ruido. Se puede colocar por medio de fijación mecánica o por medio de adhesivo.

Información tomada de: comoinsonorizar.com, leroymerlin.es/, http://microcasas.com, acusticaintegral.com, rtarquitectura.com/