Una herramienta importante para mitigar los riesgos de incendio en las obras es la normativa en base a la NFPA.

Actualmente en Colombia se adelantan una serie de reglamentaciones promovidas por el ministerio de Ambiente para incrementar el uso de extintores amigables con el medio ambiente.

Se prevé que la disponibilidad de estos agentes contaminantes empezará a disminuir gradualmente, en la medida en que los usuarios y empresas tengan nuevas alternativas.

En ese sentido, 3M ha investigado y diseñado Novec, un solvente que no desgasta la capa de ozono y que tiene un bajo potencial de calentamiento global, el cual permite extinguir incendios en 30 segundos sin dejar residuos.

Además, este agente limpio, se evapora 50 veces más rápido que el agua y es ideal para apagar fuegos en centros de telecomunicaciones, cuartos de control, archivos, museos, galerías de arte, entre otros recintos que tienen objetos delicados.

Sin embargo, nadie está exento a presencias una situación de riesgo a causa de un incendio, por lo cual los expertos de 3M comparten algunas claves a tener en cuenta en caso de emergencia.

  1. Llame a las líneas de emergencia y a los bomberos. En Colombia el número de los bomberos es 119 y el de la Cruz Roja es el 132.
  2. Abra las ventanas y pida auxilio. Si está en pisos superiores asómese a la ventana con una sábana blanca, una señal internacional de socorro.
  3. En caso de no poder extinguir el fuego, busque la ruta más rápida de evacuación.
  4. Corte el suministro de gas y energía eléctrica. Esta acción puedes realizarla siempre y cuando no represente un peligro acercarse.
  5. No abra puertas por las cuales este saliendo humo.
  6. Use las escaleras de emergencia y evite utilizar los ascensores.
  7. Si no hay luz y el humo interfiere con su visión, gatee a la salida.
  8. Evite inhalar gases tóxicos tapándose la boca y la nariz con una toalla húmeda.
  9. Cierre las puertas a su paso para aislar el fuego y disminuir la cantidad de oxígeno.
  10. Si su ropa se incendia, tírese al suelo, cúbrase el rostro con las manos y ruede rápido hacia atrás y adelante hasta extinguir las llamas.