La afiliación al sistema de salud, seguridad social y riesgos profesionales, de sus empleados es muy importante; realice una identificación de los peligros para que con base en ellos capacite a su personal.

No está de más establecer controles sobre los riesgos evaluados, verificar a través del tiempo la eficacia de estos y mejorar los que no han dado resultados esperados, para que tanto usted como sus empleados eviten los riesgos propios de la labor.

diseñar e implementar planes básicos legales como: programas de salud ocupacional, comité sanitario y plan de emergencias, son solo algunas de las sugerencias

Procedimientos para afiliar a un empleado: ARP SURA

Certificado de existencia y representación legal o su equivalente (Cámara de Comercio)  Fotocopia del RUT. Excepto para personas naturales que no sean comerciantes m Diligenciar formulario de afiliación de la ARP Certificado de existencia y representación legal o su equivalente m Relación inicial de trabajadores Copia documento de identidad del representante legal Copia de últimos tres períodos pagados de cada centro de trabajo pagador ( si es traslado) Carta desafiliación con sello de la anterior ARP ( si es traslado) Carta de movilidad (si es traslado) Formato autorización para reporte y consulta de antecedentes comerciales y crediticios

Atención y Costos

Cuando le ocurra un accidente de trabajo a uno de sus empleados, comuníquese con la línea de atención de su ARP. Por otro lado, dependiendo de la actividad económica y clase de riesgo que establezca con su ARP en relación a su cámara de comercio o RUT, los valores de cotización pueden ir desde el 0.522% hasta el 6.960% del porcentaje del salario del empleado.

Trabajadores se exponen más al riesgo

“Todos los que hacen levantamiento de estructuras, quienes hacen cimentación están trabajando a nivel de piso. El reporte que más no llega a nosotros es caída de alturas y lesiones en mano, golpes y fracturas.” Sandy González asesora de prevención ARP Colpatria

Sanciones y beneficios

En Colombia, a través de la ley 100 de 1993, se instauró que todo empleador tiene la obligación de afiliar a sus empleados al sistema de seguridad social y riesgos profesionales; si esto no se cumple hay un graves consecuencias legales, debido a que esto un derecho irrenunciable. En el caso de no cumplir la norma, el decreto 1295 de 2004 en su artículo 91, establece medidas que van desde multas hasta por 500 salarios mensuales vigentes (SMLV), o la suspensión de la actividad económica hasta por 6 meses.

La ARP, además de asistir en caso de accidente laboral o enfermedad profesional y de responder económicamente por este tipo de eventos, prestar servicios de asesoría en temas de salud ocupacional y seguridad industrial, brindando herramientas que permitan al interior de la empresa establecer mecanismo para controlar los riesgos presentes propios de su actividad comercial