El sistema drywall está basado en una estructura de acero galvanizado o madera, con una cubierta de plantas de yeso o fibrocemento, que se puede adaptar al diseño que el cliente desee.

En Colombia, el mercado se ha dejado seducir por soluciones constructivas para diversos espacios de la casa, que permiten realizar estructuras programadas según las necesidades del cliente.

Así, se pueden mejorar las necesidades acústicas, la resistencia mecánica y las condiciones específicas de un ambiente determinado antes del diseño. Esto permite versatilidad, flexibilidad y costos menores.

De acuerdo a los materiales y a la disposición de los mismos se minimizan los problemas de aislamiento y filtrado, garantizando niveles de confort interior y para no impactar en cambios energéticos o térmicos que comprometan la eficiencia de la edificación.

Francisco Cabanzo, arquitecto y docente de la Facultad de Creación y Comunicación de la Universidad el Bosque, asegura que “el drywall permite mejorar el desempeño de balance de uso de agua, de la energía y de la materia en los procesos constructivos, justamente por ser un sistema seco que no emplea agua en su construcción”.