El Emmedue (M2) es un sistema de vanguardia. Fue creado en Italia hace más de 30 años y hoy en día es una de las formas de construcción más utilizada en el mundo. Se aprecia por ser un método antisísmico eficiente.

Lo más novedoso del M2 es que conforma un sistema mixto que podría denominarse ‘semihúmedo’ porque combina paredes portantes compuestas por paneles con la aplicación de hormigón proyectado.
Lo fundamental de esta solución es la composición de los paneles. Deben estar constituidos de ambos lados por redes de acero galvanizado electrosaladas, mientras que el núcleo debe ser una placa de poliestireno expandido (EPS). Ya que estos paneles, son los que anclados unos con otros, dan la estructura a las paredes y a la losa de la vivienda.

Por otro lado, el concreto proyectado sobre la red de acero es el que termina dando solidez y conformando un hormigón armado. Bajo esta modalidad es posible construir edificios de hasta 20 plantas, o viviendas con cualquier tipo de diseño arquitectónico.

Otros beneficios que trae este sistema es que cada panel al ser de 2,7 metros de altura puede soportar hasta 40 toneladas de peso. El material liviano permite reducir los tiempos de obra en relación con la construcción tradicional. El plazo estimado para la terminación de una casa promedio es de 120 días. Lo que proporciona rentabilidad.

Además, posibilidad un alto grado de ahorro energético de casi el 80%. La escasa conductividad térmica del EPS reduce notablemente el consumo de energía tanto para calefaccionar como para refrigerar la vivienda, mejorando de esta forma su sustentabilidad.

Con el uso de paneles también se reduce hasta un 40% la emisión de CO2 durante el proceso de fabricación de materiales y construcción, y hasta un 60% durante la vida útil de la vivienda.

La versatilidad es otra de las características de este sistema porque permite la aplicación de distintos tipos de terminaciones interiores y exteriores, la combinación con madera, piedra o placas.

En este marco, los nuevos métodos constructivos se posicionan cada vez más en la industria trayendo nuevas posibilidades y oportunidades a los constructores. Sin embargo, gracias a la eficiencia, la sustentabilidad y el costo, la construcción en seco sigue ocupando una porción muy importante en el mercado porque demuestra que la calidad no es enemiga de los materiales livianos.

Imagen tomada de: Eco Casa

Información tomada de: rionegro.com.ar