Las cubiertas se refieren a las estructuras que componen el techo de un edificio. Estas se clasifican en diferentes tipos que tienen un uso diferente dependiendo de la necesidad del cliente. Estas son:

Cubierta Plana

En este tipo de cubierta no intervienen estructuras de cierre inclinadas o curvas. Aunque se trata de una plataforma horizontal, siempre debe tener una pendiente mínima de no más de 3% para que no se acumule el agua cuando llueve. Generalmente son utilizadas en climas cálidos y poco lluviosos, pero con los avances en los materiales está empezando a ser aplicada en todo tipo de espacios. Necesitan de una buena aislación hidrófuga y térmica para impedir filtraciones.
Dentro de los diferentes tipos de cubiertas planas que podemos encontrar están: la cubierta invertida, la cubierta transitable, techos verdes, cubiertas inundadas, entre otros.

Cubierta inclinada:

Cuando la inclinación de una cubierta es superior al 10% se considera que es una cubierta inclinada. Los materiales que se usan para estas cubiertas son: tejas, chapa, vidrio, madera, etc. Son ideales para los lugares donde llueve mucho o cae nieve. Su grado de inclinación permite que no se acumule el agua en estos espacios.
Dependiendo del número de faldones que tenga pueden utilizar cubiertas como: cubierta a un agua, cubierta a dos aguas, cubierta a cuatro aguas y cubierta de pabellón.
Estas cubiertas no son transitables y deben tener muy buena aislación térmica y acústica.

Bóvedas o Cúpulas

Son estructuras autoaportantes que pueden construirse de diversos materiales como ladrillo, madera, adobe y hormigón. Su característica principal es que trabajan por compresión, es decir, los elementos que la componen se sostienen transmitiendo la carga entre ellos.

Cubierta simple:

Son aquellas que se realizan basándose en chapa metálica para cubrir edificios industriales y de agricultura, entre otros. En otras ocasiones es utilizado para la ampliación de vivienda en corto tiempo.
Las dimensiones y espesores de las láminas depende de las especificaciones técnicas de la edificación, así como las luces que deben cubrir.

Cubiertas especiales:

Son denominadas como estructura espacial. Esta formado por la yuxtaposición en el espacio de módulos con distintas formas geométricas. Están constituidas por la unión de nudos y barras de acero. Dependiendo de su disposición en el espacio pueden ser de base cuadrada o triangular.

Cubierta tipo sándwich:

Es aquella que se compone de dos placas de fibro cemento o chapas metálicas en la parte superior e inferior y en el interior el aislamiento que puede ser de polurietano, poliestireno expandido o fibra de vidrio o lanas de minerales.
Este tipo de cubierta es ideal para un control más amplio de la temperatura interna y control acústico. Mantiene la temperatura constante y reduce la pérdida de frío en caso de tener aire acondicionado. También, impide la amplificación del ruido externo e interno.

Cubiertas reflectivas:

Están construidas con materiales que tienen la capacidad de reflejar la luz solar, mientras absorben un poco de calor. Una de las maneras para saber si el material de una cubierta si es reflectiva es midiendo la reflectividad SRI que depende de dos valores que son la reflectancia solar y la emitancia.

Información tomada de: Ideas para construir, Autopromotores, Tesina de especialidad y Cubiertas Sika.