El informe Doing Business 2019 del Banco Mundial reveló que Colombia es el tercer país de la región con mayor facilidad para hacer negocios.

Este informe, en el que se analizan las regulaciones que afectan la facilidad de hacer negocios en todos los países del mundo, estudia áreas como apertura de una empresa, permisos de construcción, obtención de crédito y electricidad, comercio fronterizo, cumplimiento de contratos, impuestos, entre otros factores.

Según el Doing Business, Colombia se ubicó en la casilla 65 entre 190 economías analizadas. En el informe pasado, estaba en la posición 59.

El país mejoró en áreas como obtención de electricidad, registro de propiedades y protección de inversionistas minoritarios. Sin embargo, en áreas como manejo de permisos de construcción, comercio transfronterizo, resolución de insolvencia, apertura de una empresa, pago de impuestos y obtención de crédito bajó su ritmo.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo Abondano, señaló que “desde el Gobierno Nacional somos conscientes de los retos que afronta la competitividad y, por supuesto, la tarea de hacer negocios. Por eso, desde nuestra estrategia de reactivación económica, trabajamos en reducir la carga regulatoria que asumen los empresarios, lo cual nos ha llevado a eliminar o simplificar trámites, barreras y costos”.

De acuerdo con el ministro Restrepo, para aumentar la competitividad y mejorar el ambiente de negocios, más allá de la permanente tarea de eliminar trámites y barreras, será fundamental el trabajo del Sistema Nacional de Competitividad, que está compuesto por las Comisiones Regionales de Competitividad, el Sistema de Facilitación para la Atracción de Inversión (Sifai) y las Mesas de Facilitación para el Comercio. “Ser más competitivos es un gran desafío que requiere trabajar de forma conjunta con las regiones”, indicó.

Por su parte, Clara Parra, la Alta Consejera Presidencial para el Sector Privado y Competitividad, dijo que “desde el Sistema Nacional de Competitividad, Ciencia, Tecnología e Innovación, estamos comprometidos con una agenda que articule a los diversos actores públicos y privados en la apuesta por mejorar la productividad de nuestro país. Una agenda de competitividad enmarcada en el Plan Nacional de Desarrollo, con indicadores relacionados a las variables sujetas a medición en los escalafones de competitividad, y cuyo cumplimiento tendrá seguimiento de alto nivel desde la Presidencia de la República durante los próximos cuatro años”.

En cuanto al comercio transfronterizo, Colombia perdió ocho posiciones frente al informe de 2018, pasando del puesto 125 al 133, impactado básicamente por el indicador ‘cumplimiento de requisitos en frontera’.

 

También le puede interesar: 5 tips para elegir el mejor talento humano

 

Este retroceso ubica al país por debajo de Brasil, Perú, Argentina, el promedio de América Latina y lejos del promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde).
El Ministro explicó que justamente uno de los ejes de la Política de Comercio Exterior de este Gobierno es la Facilitación del Comercio, para lo cual se instaló una Mesa de la que hacen parte entidades públicas y privadas y en la se identifican obstáculos y se articulan acciones para hacer más ágiles y eficientes las operaciones de comercio exterior.

Ya se han realizado cinco mesas, cuatro de ellas en los puertos del país, y se han definido 73 acciones de mejora para adelantar por parte de los diferentes actores de la Mesa.

“Nunca antes fue tan importante una estrategia de facilitación del comercio, como la que lideramos desde este Ministerio. Y este resultado es sobre el cual hay que trazar la raya y medirnos el año entrante cuando ya podamos mostrar resultados. Estos resultados nos sirven como insumos para la estrategia diplomática que hemos emprendido de cooperación para traer mejores prácticas de aliados y socios comerciales”, dijo el Ministro.