Para que la implementación del trabajo sea exitosa hay que tener muy bien definidos los mecanismos de control para evaluar las operaciones y contar con las herramientas suficientes.

Tomás Uribe, gerente de SES – Soluciones Energéticas Sostenibles-, es un empresario del sector de la construcción cuya empresa es contratista en el área de diseño y consultoría, él considera que al enfrentarnos a una situación como la actual hay que tener en cuenta dos aspectos primordiales en este momento: las personas y la empresa.

“El primer factor son las personas donde hay que velar por la salud, el cuidado y el bienestar de los trabajadores de la empresa. Es crucial porque ellos también impactan la continuidad de ésta, poder tener el personal requerido para operar por si algunos llegan a enfermarse. Desde mi perspectiva, en la empresa se puede generar el cuidado de las personas desde la educación al hacer llegar la información, evitar los espacios cerrados y reforzar las medidas de higiene y seguridad que aconsejan los médicos” señala Uribe.

Pero adicional el empresario recalca la concientización y la cultura individual, “Las empresas hacemos, en la mayoría de los casos, lo que está en nuestras manos para cuidar a la gente que trabaja con nosotros pero si la gente no se cuida no se logra nada; que no se tome el trabajo desde la casa como vacaciones, que no salgan por las tardes a pasear o a exponerse en espacios públicos, ser muy conscientes de la situación y serios como personas y trabajadores al transmitir esa responsabilidad que tenemos con nosotros y los demás.”

Como segundo factor está la empresa en sí, y en esta contingencia mantener la operación y la prestación del servicio es vital. “es importante mantener andando, en la medida de lo posible, todas las cadenas logísticas que soportan la operación del negocio esto refiere a suministros, productos, ventas y salida de productos cuando son en físico.” explica Uribe.
Además considera que una medida que se debe tomar es generar stock, tener la materia y suministros que permitan la continuidad de la operación. Uribe recomienda “tener algo de reserva de los productos y suministro que se requieren y que pueden ser cuello de botella. Aunque en este momento que estamos ya empezando la pandemia y la gente jaló a sus proveedores y sus suministros, y en la cadena de suministro los que están produciendo lo hacen a lo que pueden pero esperando que en un futuro esta no se rompa y uno pudiera tener los suministros para poder seguir trabajando a futuro”.

Alineados a las medidas de prevención y control, empresas como SES están ya organizadas en home office, explica el gerente “desde la operación de nuestra compañía, que es un trabajo de diseño y en su gran mayoría es de escritorio, nos permite la flexibilidad en el sitio donde se desarrolle el trabajo. Desde la semana anterior se organizó la migración de los trabajadores a sus casa con sus equipos para un trabajo remoto, y adicional al tener una cultura organizacional fuerte por el tema de confianza lo que nos permitió que todos los trabajadores se fueran a sus casas y confiamos en que cada uno es responsable y sigue trabajando, evidentemente con la Internet tenemos grandes alternativas de comunicación y ésta que es esencial se mantiene”.

“El 85 por ciento de nuestro trabajo es en oficina y un 15 adicional son reuniones presenciales con clientes y empresas para desarrollo, al igual que visitas a campo. Estamos promoviendo hacer reuniones virtuales y en este sentido la empresa se compromete al aislamiento social para aplanar la curva de la propagación. Es un respaldo la voz del Gobierno con las recomendaciones de manera institucional y por decreto que nos da como empresa una voz de negociación para hablar con las otras empresas y compañías constructoras y coordinar encuentros virtuales, con el escenario de tomar las medidas y soportarlas a terceros para todos comprometernos con la prevención” afirma Uribe.