Muchos empresarios tienen todo tipo de dificultades intentando hacer que sus empresas crezcan. Hay empresas que son capaces de lograr crecimiento espontáneamente, ya sea porque están entrando a un mercado inexplorado pero con mucha demanda, o porque el fundador dio casualmente con una estrategia extremadamente funcional, e instintivamente la mantuvo funcionando por varios años, y la hizo crecer.

“Pero para la mayoría de empresas este no es el caso. De hecho una famosa estadística de Confecámaras del 2018, que hemos citado ya varias veces, revela que el 70% de las empresas colombianas quiebran en sus primeros 5 años. La verdad es que factores como los mercados inexplorados y los golpes de suerte son bastante extraños de ver, y en aún si se presentan, son poco confiables. Y la mayoría de empresarios no tienen el conocimiento necesario para sacar sus empresas adelante como quisieran.” Comenta Jairo Pinilla, director de Performia Colombia. 

En este artículo presentaremos 5 principios sencillos, que cualquier empresario puede comenzar a implementar para hacer crecer su empresa: 

Contrate y ascienda por productividad

Si nos conoce un poco, ya estará cansado de oírnos hablar de productividad… Pero es que simplemente es un factor demasiado importante, y demasiada gente no está conciente de esa importancia.Si usted juzga a sus candidatos por su porte y su labia, en vez de evaluar si realmente pueden traerle producción, no llegará a ningún lado. Nunca descuide la productividad.

Cree un juego en su empresa

Una manera excelente de aumentar el compromiso y dedicación de sus personas es hacer que su trabajo se sienta como un juego. ¡Que a su gente le guste trabajar, que los entretenga!. Para esto tiene que observar cómo funcionan los juegos: Todos tienen un marcador, todos tienen ciertos obstáculos, todos tienen objetivos claros, y los ganadores celebran.

“Si usted se asegura de medir la producción de su personal, ponerle retos superables y metas claras, y premia en público a los mejores, fomentará una actitud mucho mejor en su empresa.” Afirma Pinilla.  

Cree una división de Calidad La división de calidad es una parte de nuestro organigrama que se descuida demasiado a menudo, y que la mayoría de empresas ni siquiera tiene.

La tarea del departamento de calidad es asegurarse que los productos que su empresa entrega sean de la calidad que deben ser, y que todos los procesos en la empresa se estén haciendo de acuerdo a las políticas establecidas. Si usted no tiene a nadie que haga algo como esto, es muy probable que la calidad de lo que entrega no sea consistente.  

Haga más relaciones públicas Muchas empresas están enfocadas en vender, vender, y seguir vendiendo. Pero paralelas a las ventas y el mercadeo, existen las relaciones públicas. Y si usted no sabe que son, este es un aspecto que debería empezar a considerar seriamente, y debería implementarlo en su empresa.

Para darle un resumen sencillo de la diferencia entre el mercadeo y las relaciones públicas, puede tomarlo así: El mercadeo es cuando usted habla bien de sí mismo, las relaciones públicas son otras personas hablando bien de usted.

Capacite adecuadamente a su personal 

Finalmente, no puede descuidar este aspecto por ningún motivo. La capacitación es clave para cualquier puesto en cualquier empresa. “Por supuesto, nuestras capacitaciones son importantes (particularmente para los cargos más altos en su empresa), pero no estamos hablando exclusivamente de lo que nosotros le podemos entregar.

Todo su personal debería saber exactamente qué se espera de ellos, cómo producirlo, de quién recibir sus materias primas, y a quién entregarle el resultado, etc… Este tipo de capacitación puede parecer simple, pero estructurarla adecuadamente para toda una empresa puede ser un reto gigantesco. Pero si se hace adecuadamente, la diferencia en los resultados será igual de grande.” Concluyó Pinilla.

Por: Performia Colombia.