Utilizar diferentes tipos de carpintería para un mismo proyecto, generará ese valor agregado que buscan los constructores en los contratos que aplican madera.

Existen varios tipos de carpintería, pero nos vamos a enfocar en la de madera y en un complemento ideal, la carpintería de aluminio.

La madera es protagonista importante en acabados interiores, sobre todo como insertos que resaltan y dan un toque especial al mobiliario y espacios. Pero si se quiere más calidad, la madera cuando se fusiona adecuadamente con el aluminio genera innovación, elegancia, funcionalidad y diseño.

Madera Colombia

¿Por qué madera con aluminio?

La madera, en el caso de los tableros melamínicos, permite reducción de…

  • Costos y tiempo en los procesos de fabricación de mobiliario y acabados.
  • Un 90% en procesos de acabado, solo requiriendo servicios adicionales según el proyecto, como puede ser corte, enchape y perforaciones de bisagras.

La carpintería de aluminio tiene diferentes atributos y se complementa perfectamente con los  tableros melamínicos cuando…

  • Se necesita alta durabilidad sin perder la estética y elegancia.
  • Trabajar en ambientes húmedos o secos, incluidas las regiones a nivel del mar.

Las siguientes son recomendaciones de almacenamiento y transporte de tablero por Silvia Vélez Rodríguez, coordinadora de comunicación de Madecentro Colombia SAS:

El deslizamiento de un tablero sobre otro hace que las impurezas rayen las superficies decorativas. Se deben limpiar los tableros antes de apilarlos o almacenarlos.

 Evitar las variaciones extremas de temperatura y humedad. No permita que las superficies y los cantos del tablero estén en contacto directo con el agua.

   Si se almacenan horizontalmente los tableros, se deben colocar soportes (listones de madera sólida) espaciados 50 cm entre sí.

  Al apilar una tarima sobre otra, los listones deben estar debidamente alineados.

  Separar 15 cm de las paredes y colocar tableros de mayor espesor en la parte inferior de la tarima o estiba.

  Al transportar, dejar suficiente espacio vertical entre estibas para que las uñas o plataformas del montacargas no toquen ni rayen los tableros.

   Colocar tapas para proteger los tableros superiores e inferiores.

   Almacenar los tableros en lugares secos y bien ventilados, donde no les llegue la luz del sol directamente.

  En el caso de los tableros recubiertos con papel melamínicos, si son expuestos al sol, se puede degradar el tono del color.

   Cuando almacene en tarimas, deje suficiente espacio entre ellas para permitir la circulación del aire.

 Previo a su uso, es conveniente que el tablero haya conseguido su humedad de equilibrio (con el medio ambiente) para evitar deformaciones. Para ello se recomienda almacenar los tableros en el sitio donde se los vaya a utilizar, con sus dos caras expuestas por un período de por lo menos un día.

  El tablero debe ser almacenado en lo posible en forma horizontal. Es recomendable hacerlo sobre una base plana, rígida y aislada del suelo mediante separadores (pallets o tacos), de igual escuadría, con una distancia máxima de 80 cm entre ejes.

 Si se dispone de poco espacio para almacenar, considere un apilamiento vertical con apoyo en el lado mayor de los tableros y un ángulo que no supere los 20º.

 Los tableros deben colocarse sobre una superficie o base plana y limpia en pilas compactadas, sujetos con zunchos para su transporte.

 Se debe asegurar de tal manera que los tableros no se muevan o resbalen. Evitar fricciones en las superficies decorativas y golpes en los cantos y esquinas.

  Cuando se transportan se deben proteger de la lluvia y otros riesgos de humedad manteniéndola ventilada. Igualmente evitar la luz solar directa.

Escrito por: Mauricio Riaño