La protección contra incendios es una especialidad de la ingeniería que permite mitigar y controlar este tipo de riesgos presentes en todas las construcciones y edificaciones.

En esta materia, existe una normativa que establece las condiciones exigibles en lo referente al diseño, instalación, mantenimiento e inspección de cualquier sistema o equipo destinado a la protección contra incendios. Esta serie de normas técnicas que regulan la actividad se encuentran tanto a nivel internacional como nacional, en Colombia se ha materializado principalmente dentro de los títulos J y K de la NSR – 10, reglamento colombiano de construcción sismo resistente.

Una empresa instaladora se podrá definir si realiza una o varias de las siguientes actividades: 

  1. Ubica e instala equipos y/o sistemas de protección activa contra incendios.
  2. Coloca las señales, balizamientos y/o planos de evacuación de los sistemas de señalización luminiscente.

Obligaciones a cumplir

Teniendo en cuenta las recomendaciones del Grupo Novelec, firma española especializada en distribución de material eléctrico, fluidos, clima y telecomunicaciones, sobre la materia en su blog, la normativa legal establece una serie de obligaciones para los profesionales instaladores:

  • No pueden instalar sistemas de protección que no cumplan con las disposiciones vigentes, teniendo la obligación de indicarlo por escrito al comprador de los mismos.
  • De igual manera deberá proceder si ve que la documentación técnica del proyecto no se ciñe a lo establecido, parando el trabajo hasta que no se corrija dicha situación.
  • Cuando haya terminado su trabajo, el instalador deberá facilitar al usuario la documentación técnica y las instrucciones de mantenimiento para asegurar su buen uso.
  • Cualquier incumplimiento de la normativa puede suponer el cese de la actividad.

Le puede interesar: Recomendaciones para el mezclado de concreto