En la actualidad las  grandes tuberías de hormigón son una propuesta arquitectónica innovadora para viviendas y edificaciones que surgió principalmente en China.

Esta propuesta económica, ambientalista, minimalista y de fácil adquicisión, se construye utilizando  tubería de agua de hormigón de 2,5 metros de diámetro. Su diseño se basa en la utilización de una sólida estructura tubular de concreto para albergar un apartamento para una o dos personas con salón, cocina y baño, dentro de una superficie de 9,29 metros cuadrados.

Las casa-tubo, están equipadas con cerraduras a las que se puede acceder en línea mediante un teléfono inteligente y muebles especialmente diseñados para ahorrar espacio. Está formada por dos tuberías de hormigón de gran diámetro  de las que habitualmente se emplean para conducir el agua por el subsuelo de la ciudad conectadas entre sí, asentadas sobre unos soportes que impiden que rueden y acondicionadas para alojar personas con seguridad.

¿Qué ventajas tiene?

Entre las ventajas que brinda este nuevo tipo de vivienda están la comodidad y la sencillez.   Tienen cinco metros de largo y dos metros de ancho y de alto, disponen de un cuarto de baño con ducha, una cocina, un salón con sofá cama, un área de almacenamiento y dos puertas de cristal en cada extremo por las que se accede a la vivienda y que permiten la llegada de luz natural a su interior, según sus diseñadores.

Por otro lado se pueden apilar unas sobre otras en muy poco tiempo, ofreciendo la posibilidad de  crear zonas residenciales con rapidez, con un bajo costo y fácil adaptación a los diferentes entornos.
La producción continua de las tuberías de agua de hormigón, permite que estén disponibles con facilidad y se agilicen los procesos convencionales de construcción, abriendo la posibilidad de construir más viviendas y edificaciones en menor tiempo.

Estas casas, se pueden trasladar y volver a desplegar y también se pueden agregar o quitar unidades de un edificio, a medida que cambian las condiciones y necesidades de la ciudad y sus habitantes. Esto permite disponer de un tipo de construcción más sostenible en términos medioambientales.

Todo este estudio está a cargo de James Law Cybertecture que busca aportar una opción para maximizar el área residencial en una ciudad donde el alto coste de la vivienda restringe su acceso a una minoría.

Es así como esta nueva tendencia le ayudará a ahorra tiempo para entregar sus trabajos, con una ventaja adicional que le brindará, además, un menor costo en sus construcciones.