La clave para que garantice la calidad en la instalación de pisos está en la preparación del espacio, los materiales y el proceso que utilice para ello.

No está de más señalar que, a veces, por desconocimiento o por omisión, se pueden ver afectados los proyectos arquitectónicos. Por eso, le presentamos las siete reglas que debería seguir antes de la colocación de pisos, en exteriores e interiores y según los diferentes materiales.

1. Acondicione el espacio

Dado que es una tarea manual, la luz es un recurso indispensable para que pueda realizar con mayor precisión la instalación de los pisos, desde la aplicación del adherente, hasta la posición de las baldosas, o inclusive — y no menos importante— la detección de alguna falla en la instalación.

El acondicionamiento del lugar también exige limpieza; por esto es necesario barrer el polvo o residuos de la obra (pintura, arena, cemento, entre otros) de la superficie donde se va a enchapar, cerciorándose que quede totalmente limpia. Esto, para asegurar la adherencia de la baldosa y no presentar inconvenientes a futuro.

2. Reconozca el espacio

Antes de realizar la instalación, verifique que el espacio no presente grietas, fisuras, agujeros  o cualquier otro defecto en el nivel, y de ser así: corríjalo, ya que si se pasa por alto el defecto puede traspasarse a la cerámica.

También debe detectar dónde se encuentran las juntas de dilatación en la plancha y no taparla con el acabado, dado que controla los movimientos de la edificación, pueden quebrar la cerámica.

Inclusive, asegúrese que las paredes estén aplomadas para que la instalación quede en perfecta simetría. Existen casos en los que los pisos quedan torcidos por cuenta del contratista instalador, cuando en realidad la falta está en las paredes descuadradas.

Pero más allá de las condiciones óptimas estructurales, es recomendable que conozca o indague las condiciones infraestructurales, específicamente que puedan dar paso a la humedad al contrasuelo, afectando posteriormente a las baldosas y provocando su levantamiento.

3. Calcule y prevea la cantidad de los insumos

Adquirir lo justo podría retrasar su estimado de tiempo en la instalación de pisos. Por ello, a la cantidad establecida de material  — ya sea de baldosa, pegamento u otros insumos —, incremente en 15% más para cubrir los posibles daños de una pieza, o contar con material extra para cortes. Este material adicional también debería incluir una reserva del material de piso para futuras reparaciones.

4. Inspeccione los materiales antes de usarlos

Suponga que ya ha recibido el pedido, tiene todos los materiales listos y ha alistado el espacio de la instalación. Comienza a colocar la cerámica, y cuando ya ha adelantado trabajo una de las cajas contiene baldosas quebradas o de distinto modelo ¿cuánto tiempo le costará en retraso de entrega hacer la devolución de ese material al proveedor? ¿quizá no existen más modelos de esa cerámica en el inventario del proveedor, y adquirir otro represente un excedente de lo presupuestado? Esas y otras situaciones pueden ocurrir.

Es por ello que al recibir la cerámica debe revisar el contenido, cerciorándose que no tengan defectos notorios y que correspondan al material, grado, diseño y calidad que compró. Igualmente, con los demás insumos que requiera y haya pedido al proveedor.

Encuentre proveedores para su labor en la guía En Obra

5. Elija el material de piso adecuado

En la instalación de pisos no es relevante atractivo del diseño, sino el material ¿la razón? el uso que se le vaya a dar o el tipo de lugar para el que se adapte el piso. La cerámica debe seleccionarse de acuerdo con el tráfico que vaya a soportar; no es lo mismo el piso para la sala de una casa, al de un piso para los pasillos de un centro comercial; o el de un antejardín de una casa, al piso de la fachada un hotel: los objetos que pasen sobre este son diferentes, así como su peso y frecuencia de uso.

Puede leer: Trafico de pisos: todo lo que debe conocer

Sea cual sea el tipo de material y el destino, se debe solicitar una prueba de resistencia, o cuando menos, las especificaciones técnicas de su composición para corroborar su calidad.

Para los exteriores no es recomendable utilizar pisos muy lisos, pues las condiciones climáticas, como la lluvia, pueden ser peligrosos para los transeúntes, y de paso deteriorarlo.

Le sugerimos: Conozca los diferentes tipos de pisos para interiores

6. Adquiera el pegante y elementos de adhesión correctos

Para que el piso se fije perfectamente se deben emplear pegamentos en polvo o en pasta (en reemplazo del cemento), considerando el tipo de zona o espacio, ya sea una piscina, el patio de una casa, un hospital, entre otros; estos contienen aditivos especiales que incrementan la durabilidad, resistencia y soporte de la unión entre loza y cerámica.

Las herramientas auxiliares también son importantes en la lista de elementos que garanticen una buena adherencia de la cerámica. Los morteros goma son más eficientes dada su área de cobertura, frente a los martillos de goma.

7. Realice pruebas

Antes de iniciar con la instalación, puede realizar una demostración del piso sobre la superficie para definir la colocación adecuada.