Que no le pase a usted. Muchas de las demoras, irrupciones y pérdidas de productividad en un proyecto que es delegado a una empresa contratista se debe a los errores y descuidos en la planificación y plan de operaciones originales.

Por eso, uno de los elementos claves que pide el cliente para demostrar el profesionalismo del contratista es que el horario original sea la primera pieza de documentación que se muestre y que de fe de una buena gestión por parte de la compañía.

De esta manera se crea credibilidad en la empresa y se empiezan a ganar la confianza de los clientes que van a querer realizar más contratos si se realiza una buena labor desde el principio.

EN OBRA CONTRATISTAS le presenta los errores más comunes que suelen tener los contratistas al momento de realizar el cronograma de construcción inicial:

1. No tener en cuenta los recursos monetarios
2. No tener pruebas de la información que se va a utilizar para preparar el calendario
3. No considerar las restricciones climáticas
4. Productividad o duraciones poco realistas
5. El cronograma enviado al propietario no fue utilizado para construir el proyecto
6. Horarios incompletos
7. No tener en cuenta el momento de adquisición de los materiales críticos
8. El cronograma no se vincula con los medios y métodos previstos o estimados
9. No establecer un tiempo de ‘colchón’ por si algo sucede y retrasa el proyecto
10. No tener en cuenta los materiales con los que se cuenta

Procure minimizar estos errores y realice bien su cronograma. Este no solo le facilitará su trabajo, sino que el evitará problemas con el cliente que se ve afectado con la mala estipulación del tiempo porque esto le implica un aumento de presupuesto.

Imagen: Pexels