Al diseñar una instalación eléctrica es importante eliminar riesgos de origen eléctrico por medio de capacitaciones. Estas son diez claves esenciales que debe tener en cuenta:

  1. Tenga información sobre estructuras de tarifas locales para elegir la mejor opción en cuanto al montaje de la conexión a la red de alimentación.
  2. Evalúe la demanda máxima de potencia que se puede solicitar al sistema.
  3. Una red eléctrica se enfrenta a la generación de necesidades que conducirán a muchas evoluciones en la carga, pero también a evoluciones de servicios asociados.
  4. Debe existir una supervisión y control del suministro para que el usuario final obtenga beneficios.
  5. Para alcanzar la reducción, es necesario diagnosticar el consumo de energía y la asignación de costos.
  6. Al conectar a la red, la elección apropiada de las fuentes de alimentación afectan de manera decisiva al rendimiento de la instalación durante todo su ciclo de vida.
  7. Tenga en cuenta la diferencia entre equipos pasivos (tienen la capacidad de soportar la corriente normal como la de cortocircuito) y activos (diseñados para eliminar las corrientes de cortocircuito).
  8. La red de distribución de toda instalación se estudia como un sistema completo.
  9. Cada circuito debe ser estudiado a partir de las corrientes nominales de las cargas, el nivel de la corriente de cortocircuito y el tipo de dispositivo productor.
  10. Un limitador de sobretensiones es un dispositivo que limita las sobretensiones transitorias y dispersa las ondas de corriente a la tierra para reducir la fuerza de la sobretensión y hacerla segura para las instalaciones y los equipos eléctricos.