Para el éxito de su labor en proyectos constructivos modernos, la impermeabilización es clave y así evitará las patologías por humedad.

Como primer paso debe conocer, en interiores y exteriores, dónde se debe impermeabilizar. En interiores las aplicaciones más comunes se encuentran en la construcción de cielorrasos, paredes divisorias, bases para cubiertas y entrepisos. Y en exteriores, las aplicaciones se enfocan a la construcción de fachadas, entrepisos exteriores y algunos casos especiales de cielos rasos.

ESPECIFICACIONES A TENER EN CUENTA

Cielos rasos

Antes de construirlos debemos revisar, la estanqueidad de la cubierta, o la losa superior, que no haya filtraciones y goteras. Los espacios interiores formados entre el cielo raso y la cubierta deben contar con algún tipo de ventilación, ya que los cambios de temperatura, pueden generar humedad por condensación, que afectarían las placas de yeso.

Paredes divisorias

Las placas de cerramiento de paredes, deben quedar levantadas del piso al menos un centímetro y así evitar su deterioro por la humedad que asciende por capilaridad. En zonas húmedas como baños y cocinas, es importante verificar que todos los rincones y esquinas queden debidamente sellados, al igual que los espacios entre cerámicas, deben ser sellados con los productos para boquillas.

Bases para cubiertas

Las placas que hacen parte del sistema de construcción en seco, no vienen diseñadas para soportar el agua directa y constante. Así las cosas, todas las placas instaladas con este propósito, aparte de su resistencia comprobada para soportar cargas, deben llevar un recubrimiento total de su superficie y cantos, para lo cual se utilizan telas o emulsiones asfálticas, que le aportan la características de impermeabilidad.

En paredes de cerramiento de fachadas

El éxito de una construcción en seco radica en la correcta selección de los productos, de acuerdo a su uso, como a la correcta aplicación de los acabados. Si tenemos elementos de acabado metálicos o plásticos como esquineros, dilataciones, estos deben quedar muy bien sellados con las masillas y sellos adecuados.

NORMATIVIDAD PARA EXIGIR EN LOS MATERIALES

El rendimiento de los materiales expuestos a la humedad en los sistemas constructivos secos y livianos no se logra medir de forma exacta, debido a la variedad de comportamientos climáticos dependiendo de las zonas donde se encuentran las edificaciones y de los demás materiales y productos que hacen parte de la construcción.

Sin embargo, la industria utiliza las siguientes normas internacionales con el objetivo de mitigar este problema:

  • ASTM C473: mide la absorción de agua de los paneles como un porcentaje de peso.
  • ASTM D3273: mide la resistencia al crecimiento de moho en la superficie de los revestimientos interiores cuando se exponen a un ambiente cálido y húmedo.

el dato sistemas secos livianos 300x286