Cualquier proyecto de carpintería requiere de cuidados especiales. No es un trabajo en el que se deba improvisar.

Conocer las reglas de seguridad y el uso correcto de los elementos, es fundamental para garantizar su integridad y la de sus trabajadores. A continuación, una descripción de los últimos avances en dotación.

Protectores auditivos de copa: son los más recomendables, debido a que no solo protegen del ruido, sino también del material particulado.

Guantes especializados para anticorte: debido a la exposición continua de las manos a herramientas de corte, lo ideal es utilizar guantes con una prestación de nivel 5 y con un baño de palma que permita repeler líquidos y aceites.

Botas de seguridad: aunque se ha avanzado en la resistencia y comodidad de las botas, para carpintería sigue siendo suficiente la tradicional bota de suela vulcanizada y puntera de acero.

Careta “full face”: permite que el operario tenga protegidos los ojos y la nariz. Se le pueden adaptar los retenedores. Contiene filtros, prefiltros y vidrio anti empañante.

Lentes de seguridad: lo ideal es que sean transparentes, envolventes y plásticos. La ventilación indirecta reduce al mínimo el empañamiento. Son lo suficientemente resistentes para proteger los ojos le astillas, aserrín y/o virutas.

Caretas o respiradores: necesarias para protegerse del material particulado que generan enfermedades crónicas de obstrucción pulmonar.

Herramienteros: indispensable no solo para tener acceso a todo momento a las herramientas, también evitará los accidentes generados por la mala ubicación de los instrumentos.