Los daños más frecuentes por no contar con la dotación necesaria son las quemaduras y lesiones de los ojos, alteraciones pulmonares (asma, bronquitis crónica, “pulmón del soldador”), gastritis, úlcera digestivas y las lesiones músculo esqueléticas. Al aire libre, los humos pueden diluirse adecuadamente, sin embargo, en recintos cerrados pueden ser peligrosos para la salud por lo que deberían tomarse adecuadas precauciones. Donde no sea posible disponer de una buena
ventilación debe utilizarse un equipo de respiración apropiado.

DOTACIÓN BÁSICA

Según Hernando Ávila de Seinco Dotaciones, los siguientes son algunos elementos que obligatoriamente debe usar un soldador. Son artículos de precios bajos pero que garantizan una protección adecuada.

  1. Capuchón en jean o drill: desde 8.000 pesos
  2. Careta lente seguro: desde 19.000 pesos
  3. Guantes en carnaza: desde 7.000 pesos
  4. Casco: desde 12.000 pesos
  5. Overol en jean: desde 39.000 pesos

DOTACIÓN ESPECIALIZADA 

Existen algunas marcas que continuamente están a la vanguardia de la tecnología para ofrecer productos que cada vez más garanticen la seguridad de los trabajadores. Una de ellas es Westland, quienes actualmente consideran como necesarios los siguientes elementos:

  1. Botas soldador resistentes al agua y electricidad: 216.000 pesos
  2. Respirador con filtros: 31.800 pesos
  3. Careta fotosensible para soldadura: 390.000 pesos
  4. Guantes: 29.000 pesos
  5. Arnés para alturas: 230.000 pesos

TENGA EN CUENTA 

Los cascos para soldar con placas de filtro se utilizan para proteger al usuario de los rayos del arco y las chispas y salpicaduras de la soldadura que golpean directamente contra el casco. No están diseñados para proteger contra esquirlas, fragmentos de pulido, cerdas de ruedas de alambre y peligros similares, que puedan rebotar debajo del casco. Además se deben usar gafas, antiparras u otra protección para ojos apropiada para protegerse de estos impactos.
Grainger Colombia

8% DE LOS TRABAJADORES en Colombia sufre un accidente laboral.

52.4% DE ACCIDENTES SON por electrocutación, entre 2010 y 2014, se presentaron en ámbitos laborales. Entre los más afectados se encuentran los soldadores.