Quilyam Casallas Ingeniero metalúrgico
Director de Proyectos en la Asociación Colombiana de Corrosión

En nuestro medio los recubrimientos son considerados como los materiales de mayor uso durante los procesos de control de corrosión.

El control de un proceso de corrosión inicia en el diseño, ya sea de una locación industrial o de un equipo por más elemental que sea, sobretodo cuando se manejan materiales ferrosos de baja aleación, como el caso del acero al carbono que está presente en la mayoría de los procesos constructivos.

Es usual encontrar diseños para estructuras de cubierta en bodegas de almacenamiento o de procesos industriales, con especificaciones de recubrimientos de protección de tipo alquídico, caucho clorado y acrílico, que no cumplen con las exigencias mínimas para contrarrestar el ataque agresivo del medio al cual quedan expuestos los materiales metálicos. En la mayoría de los casos se trata de un desconocimiento tanto del diseñador como del dueño del proyecto, generando un problema posterior que se asume en el mantenimiento.