Los materiales poco convencionales en el actual mercado por su tecnología y características deben ser conocidos por los contratistas. 

Algunos constructores solicitan productos que no son de uso cotidiano y que le dan un valor agregado al trabajo que asignan a los contratistas. Un ejemplo son las pinturas creadas con tierra, ingrediente base para la elaboración de pigmentos naturales.

En los procesos de fabricación de las pinturas tradicionales de acrílico se generan emisiones de dióxido de carbono (CO2), uno de los principales culpables del efecto invernadero y del calentamiento global. En la manufactura de pinturas hechas a base de tierra no existe ninguna clase de emisión contaminante. 

Características:

Permite su aplicación en acabados interiores y exteriores. En áreas calientes mantienen el interior más fresco y en climas fríos generan ambientes más cálidos. Genera mayor aislamiento acústico. Tiene un rendimiento de 30m2 por cada 5 galones. Los precios son competitivos en el mercado. 

Restricciones:

Debido a que los colores se dan a partir de los pigmentos de la tierra, su variedad es limitada.

Con el paso del tiempo su color puede adquirir matices oxidados, pero en baja proporción debido a que en la fabricación se le adhiere un producto estabilizante.

CONTRATISTAS2 ALTA 037 300x296

 

Dario Angulo 

arquitecto especializado en Arquitectura de Tierra y gerente de Tierratec. “Los desarrollos con base en este material natural, tienen las mismas cualidades acústicas y estéticas que los productos industriales del mercado, pero traen consigo beneficios agregados para los consumidores”.

 

Beneficios de las pinturas naturales 

  • Por su composición, forman una capa de cubrimiento poroso que permite que la pared “transpire”. Esto se refiere a que tanto la humedad como el vapor de agua pueden circular al exterior evitando así la condensación que hace que la pintura se separe de la pared y se caiga.
  • Por otro lado, a diferencia de las pinturas tradicionales, las pinturas naturales son producidas con materias primas de origen vegetal (resinas, aceites naturales y restos de productos reciclados) o mineral (silicato, arcilla, dolomita…), y no contienen compuestos orgánicos volátiles, COV, que emiten gases y vapores contaminantes del medio ambiente
    y nocivos para la salud.
  • Las pinturas naturales son un poco más costosas que las tradicionales pinturas sintéticas, pero la diferencia es de entre 5 y 10% lo cual se compensa con la mayor durabilidad de las primeras y la menor frecuencia con la que deberá repararla o repintarla.