Los trabajadores deben usar para su seguridad industrial elementos que salvaguardan su vida y les brinden protección en su operación.

Junto con el sector inmobiliario, la manufactura y el comercio, la construcción es una de las industrias más propensas a sufrir accidentes laborales durante sus actividades. En el 2017 se registraron alrededor de 87.459 accidentes, lo que ha hecho que las normas sean mucho más exigentes en especificar la dotación y equipos de protección que debe usar los trabajadores.

Diego Vásquez, especialista en elementos de seguridad industrial de Ubermann y Redline indicó que el mercado ha evolucionado mucho innovando en materiales y diseños. Hoy en día se cuenta con materiales mucho más resistentes, pero a la vez mucho más cómodos que permiten mayor movilidad al trabajador ofreciendo altos estándares de seguridad.

Según el especialista, hay 6 elementos mínimos que todo trabajador y empresa debe tener. Aunque son cruciales en la industria de la construcción, también pueden ser utilizados en otros sectores como la minería, fábricas de producción, ingeniería, etc.

1. Cascos: existen diferentes clases de casos. Uno básico que se utiliza para trabajos en tierra firme cuenta con material HDPE, que resiste altos impactos y tiene una buena respuesta ante agresiones térmicas y químicas. Para trabajos de altura, los mejores cascos son elaborados a base de ABS, conocido como plástico de ingeniería, que proporciona rigidez, resistencia a ataques químicos y estabilidad en alta temperaturas.

2. Protección de oídos: según la OMS, el oído humano puede tolerar hasta 55dB sin sufrir daños, por lo que los médicos recomiendan usar protección auditiva a partir de estos decibeles. La norma del trabajo exige usar protección de oídos a partir de 85dB. Se recomienda el uso de la protección auditiva en actividades que involucren explosiones, taladrado y altos impactos ya que superan los 113dB.

3. Gafas de seguridad: las gafas son utilizadas para protegerse del polvo, salpicaduras de objetos sólidos, astillas o partículas en el aire. Los modelos más usados en construcción, son gafas hechas con materiales de policarbonato que es 10 veces más resistente a los golpes que otros plásticos convencionales.

4. Tapabocas: protege las vías respiratorias de los empleados de aire contaminado, polvo y químicos que pueden deteriorar su salud a través del tiempo. Para ambientes de alta contaminación, se recomienda usar un respirador, ya que contiene varias capas de material filtrante y evita riesgos de sufrir enfermedades crónicas.

5. Guantes: son una protección esencial contra cualquier riesgo eléctrico, mecánico, químico y biológico. Los guantes de mejor protección utilizan material de cuero/carnaza o cuero vaqueta y son usados en trabajos que requieran soldadura, manipulación de altos voltajes y exposición a ambientes de altas temperaturas.

6. Calzado de Seguridad: elemento esencial en la dotación del trabajador porque no solo protege sus pies sino que evita caídas fatales. Deben ser ligeras que faciliten el trabajo y proporcionen comodidad. Las botas de seguridad deben tener una suela resistente a hidrocarburos y antideslizante con puntera de acero que proporciona protección frente a cortes, golpes o perforaciones.