Comprometerse con la prevención de riesgos laborales aumenta la reputación y confiabilidad de una firma de construcción.

La seguridad laboral en Colombia es un tema muy activo en sectores como el de la construcción; de ahí que sea un pilar fundamental para el contratista. En Obra Contratistas lo actualiza sobre lo último en estrategias en prevención de riesgos, cifras y promoción de campañas de seguridad, así como consejos claves para su implementación, entre otros datos de interés.

Según Fasecolda, el sector de la construcción tiene desde hace algunos años un estable cuarto lugar entre las actividades económicas más riesgosas. El año pasado se registraron 645.119 accidentes laborales, 2.3 % menos que en 2017. De esas corresponden alrededor de 87.000 a trabajadores del sector de la construcción, es decir, al 9 %. Hay una reducción en los índices año por año, lo que demuestra la necesidad de seguir capacitando a cada empresa sobre los protocolos de seguridad laboral.

Pensar en la seguridad operativa de cada proyecto, teniendo un protocolo según la labor a realizar, es un requisito indispensable de cualquier empresa del medio de la construcción, sentencia Joan Suárez de Sura. Oficios como trabajo en alturas, demolición e instalaciones eléctricas son de las más riesgosas en construcción, y han motivado con el paso del tiempo a una regulación individual y colectiva, centrada siempre en la prevención de la vida del trabajador y su entorno de producción.

Sin duda la prevención de riesgos laborales debe ser una prioridad del portafolio de construcción.

Así las cosas, las principales medidas para manejar los riesgos laborales en la actualidad se dividen en cuatro etapas: evaluación, diagnóstico, priorización y seguimiento. En la evaluación se verifican las condiciones específicas del trabajo que desarrolla cada trabajador. Con esa información se elabora un diagnóstico sobre el riesgo de las actividades y los sistemas de ingeniería recomendados para esa labor, con énfasis en el uso de herramientas de apoyo y elementos de seguridad obligatorio. Con la priorización, se describen los pasos a seguir para garantizar la salud e integridad en la ejecución de la obra. Finalmente, se hace seguimiento al trabajador y las herramientas por medio de formatos de control. Con esto se busca establecer la eficacia del sistema de prevención y buscar mejorías si es del caso, aconseja la especialista.

Otro aspecto en la prevención de riesgos es el de la selección de personal e insumos adecuados. Los operarios deben seguir unos parámetros físicos adecuados a su oficio específico y un conocimiento comprobado en la materia. Con base en el biotipo y conocimientos del trabajador se escogen los elementos de protección personal y su equipo de trabajo.