Las pinturas de buena calidad rinden más que las económicas y la aplicación de fijador, sellador o un material similar aumenta el rendimiento.

Es imosible generar un cálculo exacto para el rendimiento general de pintura según los metros cuadrados en donde se aplicará, porque variará dependiendo de factores como la calidad y características del producto, además de la textura de la superficie.

Sin embargo, existe un promedio calculado en el que se basan varios de los productores y distribuidores:

  • 10 m2 por litro con pinturas de calidad.
  • 6 a 4 m2 por litro en acabados rugosos y texturados.
  • 5 m2 por litro con pinturas económicas.
  • 12 m2 por litro usando esmaltes sintéticos.

El rendimiento práctico puede variar dependiendo de la calidad del sustrato, condiciones atmosféricas y experiencia del contratista. Por eso lo más acertado es seguir las recomendaciones del productor y conocer las aproximaciones de rendimiento que establecen en las fichas técnicas.

Por ejemplo, los expertos de Pintuco nos comparten el rendimiento de su producto ‘Vinilo Tipo 1 Constructor’, sugiriendo hacer pruebas de rendimiento previas para determinar el provecho real del producto: a) Sobre Estuco Profesional Pintuco: 45 – 50 m2/gal a 1 mano. b) Sobre Estuco Profesional Pintuco: 25 – 30 m2/gal a 2 manos. c) En repinte sobre color diferente (pastel o intermedio): 30 – 40 m2/gal a 2 manos. d) En repinte sobre color igual o similar: 40 – 45 m2/gal a 2 manos.

Andrés Felipe Grisales, director de mercadeo de Pinturas Every, sugiere que para optimizar el recurso en términos de rendimiento por metro cuadrado, hay que seguir estas dos recomendaciones:

  1. Utilizar la dosis de diluyente justa, la cual brinda un buen rendimiento y una buena viscosidad de aplicación. Diluir las pinturas a dosis mayores termina bajando el rendimiento y cubrimiento de la misma y cuando se trata de pinturas base solvente, se termina gastando más dinero en thinner o diluyente, el cual no aporta rendimiento sino que por el contrario, puede terminar deteriorando la pintura.
  2. En el caso de los vinilos se puede utilizar una pintura de alto cubrimiento y rendimiento para las primeras manos y aplicar la pintura de mayor calidad y resistencia en la última capa. Normalmente, las pinturas de mayor resistencia (las más acrílicas) no tienen gran cubrimiento, motivo por el cual utilizarlas desde la primera capa hasta la última puede salir más costoso y no es necesario

El dato

En el momento de realizar la cotización de su siguiente obra, debe analizar las superficies donde trabajará y generar un cálculo con base en las fichas técnicas del producto que elegirá utilizar. Será la forma más acertada de conocer cuánto material tendrá que usar.

¿Cómo calcular la cantidad requerida de pintura?

Divida la superficie total de la pared por el rendimiento según el tipo de pintura. Por ejemplo, para pintar una pared con una superficie de 8.5 m2 con pintura de esmalte de rendimiento 13 m2, aplique la siguiente fórmula:

unnamed file 1

¿Pintar con rodillo, brocha o aspersor?

Además del tipo de superficie y de la calidad de la pintura, también se debe tener el instrumento correcto. Jarol Preciado, especialista en aplicación de pintura, nos explica las herramientas más usadas:

  • Rodillo: hará rendir más la pintura en superficies amplias porque permite mejor aplicación, sobre todo en las primeras capas. El acabado será más uniforme y por consiguiente generará menos reprocesos.
  • Brocha: se necesitará para pulir detalles que necesitan de precisión. Úsela solo para llegar a esos pequeños espacios donde fue imposible llegar con el rodillo, porque las características de sus cerdas generan mayor absorción y desaprovechamiento de pintura. Estas cerdas absorben dependiendo de su material, el cual puede ser de animales, nailon u otros materiales sintéticos.
  • Pistola de aspersión: es una de las herramientas que más permite rendimiento de pintura, no solo porque genera una distribución más pareja, sino porque necesita de diluir el producto para que fluya adecuadamente.

En la selección de las pinturas valore la innovación, el impacto ambiental y el cuidado de la salud.

Pero la dilución solo debe ser realizada por contratistas profesionales que logren entender las recomendaciones técnicas, de lo contrario, podrá generar la pérdida parcial o total del producto. También hay que tener en cuenta que es una técnica adecuada para las pinturas en aceite y poco usada para las hechas con base en agua.

Como podemos concluir, la mejor estrategia de rendimiento es aprender a usar las tres herramientas en el momento adecuado y con el producto ideal. La sinergia de todos los elementos es lo que le permitirá un mejor trabajo con menos desperdicio.

Productos certificados

demás de la mejora del color y del rendimiento, las pinturas también son mucho más seguras ahora que hace algunos años. El plomo en la pintura es una fuente importante de exposición al metal tóxico. Conozca los productos con los que trabaja y opte por opciones con menos químicos o con un tratamiento especial que no afecte su salud y el resultado posterior.

El dato

Siempre debe sobrar un poco de pintura, en caso de que el rendimiento resulte ser menor de lo que indica la etiqueta, además de la mayor absorción de la pared durante la primera mano con respecto a las siguientes.