Esta selección le asegura beneficios que sin duda optimizarán el proceso de construcción.

Las herramientas de construcción están diseñadas para facilitar la ejecución de la obra y buscar una eficiencia que no tiene límites. Este factor obliga al contratista a estar en constante actualización sobre todos los equipos, instrumentos, maquinarias y accesorios que le permitan estar en la vanguardia respecto a la calidad de la obra y el tiempo empleado.

Teniendo en cuenta esto, esta es una guía de actualización sobre herramientas para que potencie su empresa y refuerce conocimiento en el tema. El punto de partida para saber qué herramientas debe tener como contratista es obviamente el tipo de obra a ejecutar.

Para Sebastián Arbeláez, Trade Manager de Hilti Colombia S.A.S., el portafolio de herramientas cambia radicalmente si en vez de levantar estructuras, se dedica a la acometida de conexiones o a la elaboración de cubiertas. Para superar estas limitaciones, es conveniente pensar herramientas para el panorama general de la construcción. Por ejemplo, si se tienen las herramientas para realizar trabajo de estructuras metálicas, con unas pocas herramientas de más se pueden realizar cubiertas o paneles.

Entonces a herramientas más funcionales y complementarias entre sí, se obtiene un mayor portafolio. Eso sí, con el personal capacitado para su uso, explica el experto. Lo bueno de las herramientas, añade, es que su uso cada vez es más universal pues tienden a la practicidad y al uso simple en la mayoría de los casos. Por lo que el personal de obra se puede cualificar cada vez más fácil en el uso de herramientas.

Sebastián Arbeláez
Trade manager de Hilti Colombia S.A.S
“Tener las herramientas adecuadas no solo ahorra tiempo y dinero, sino que permite cubrir otros portafolios dentro del rubro de la construcción en lo que hasta ahora se esté incursionando.”

Las herramientas de medición y verificación son instrumentos usados para establecer magnitudes geométricas y de dimensión respecto a la nivelación y alineación de piezas en construcción, afirma el portal especializado Arch Daily en un completo informe sobre el tema. En él, se destacan los instrumentos más comercializados. Para el caso de Colombia, las herramientas de medición más usadas son el metro (para trabajos de hasta 15 metros), seguido de la cinta métrica (para trabajos de mayor magnitud), bastante usada para superficies irregulares y condiciones difíciles de trabajo; en un tercer lugar está la regla de graduación, usada para trazar segmentos. Finaliza esta lista el pie de rey, un clásico para medir distintas magnitudes como espesor y profundidad.

Después de estas herramientas obligatorias de medición, hay unas bastante recomendadas para el contratista, como los goniómetros, para medir ángulos; los calibradores de interior, exterior y profundidad, empleados para medir magnitudes de difícil acceso. Por último, el micrómetro también hace parte de este grupo, al permitirle al operario obrar con alta precisión en aplicaciones de construcción muy específicas, como puntos de luz y filtros de aire natural en la obra, afirma el informe.

Respecto a las herramientas de verificación, hay un listado obligatorio en obra, y otro que puede facilitar aún más este tipo de mediciones. Antes que nada, el nivel es el instrumento de verificación por excelencia e infaltable en cualquiera de sus presentaciones, ya sea el convencional, el digital o incluso como aplicativo móvil. A la par de este se encuentra la plomada o punta de plomo, fundamental para medir la verticalidad de una construcción.

Las herramientas de construcción pueden ser de medición/verificación, equipamiento de uso general y maquinaria especializada.

Esta categoría se nutre fuertemente de la tecnología, tanto así que hay herramientas en la actualidad que traen medidores y verificadores todo en uno, cuya función es suplir las funcionalidades de por lo menos seis instrumentos en uno portátil, como el caso de la tecnología láser, que establece medición y verificación en distintos grados y magnitudes. Este equipo es conocido como láser auto nivelante y su precio, si bien es algo elevado, aliviana muchas tareas y espacio físico de transporte.

Otras tecnologías más completas y que constituyen la vanguardia de este segmento son los escáneres y sensores de medición, capaces de calcular por anticipado la ejecución de una construcción y supervisar la alineación de toda la obra. Como se vio, hay para todos los gustos y bolsillos; y la recomendación es usar tecnologías intermedias que permitan rentabilidad a futuro, agilidad en la obra y comodidad del trabajador.

Una vez superado el primer nivel de herramientas, vienen las de uso general. Bastantes conocidas en el sector, son las que permiten la ejecución integral de los procesos de construcción una vez realizadas los diseños y planificaciones previas.

La última subcategoría de herramientas para la construcción presenta las novedades tecnológicas de un mercado bastante movido, donde hay un marcado énfasis por productos especializados que agilizan labores y generan rentabilidad. Dependiendo de los objetivos de su empresa, las siguientes herramientas podrían representar grandes ventajas en obra.

La empresa Sumatec presenta las novedades en herramientas especializadas de construcción, con tres principios de funcionamiento: eléctrico, hidráulico y neumático.Las herramientas eléctricas son multisierras, taladros profesionales, rotomartillos y demoledores. En las neumáticas se ubican sierras especializadas, soplete neumático y bombas de compresión. Por último, las hidráulicas pueden ser diversas clases de taladros y cortadoras de alta precisión. Como se observa, estas herramientas se enfocan en los puntos medio y final de obra, salvo el rotomartillo y el demoledor.

Considerando la presente guía, se puede elaborar una lista con el equipamiento básico, avanzado y complementario que se adecúe a su portafolio y expectativas en el mercado, con el fin de dar un paso hacia delante respecto a productividad, calidad y optimización de costos.

Herramientas más usadas en construcción

Mundial de Tornillos, empresa con un amplio portafolio en productos de construcción, señala en un reciente especial las herramientas más vendidas para el contratista, dentro de las que se destacan las infaltables en obra:

  • Inicio de obra: Pala, pico, mazo, carreta, cincel, canasta, palustre, barra, espátula, amoldadora, máquina mezcladora.
  • Intermedio de obra: cuña, mazo, remachadora, canasta, llana, destornillador, sierra, taladro.
  • Finalización de obra: Pistola de silicona, espumas y selladores; cizalla, palustre, espátula, llana, sierra, taladro.

En el proceso de construcción se repiten varias herramientas. Esas en especial las que se tienen que tener a primera mano. Las demás pueden ser alquiladas o prestadas. Pero esas que están en cada proceso, más todas las de inicio de obra, deben hacer parte del kit de cada contratista.