Por: Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares (CPNAA)

La arquitectura es una profesión relacionada con el bienestar de las personas porque no solo suple su necesidad de contar con una vivienda digna, y otros espacios que contribuyan al desarrollo de su personalidad, sino que debe garantizarles su integridad y seguridad, es decir el derecho a la vida.

Con respecto a profesiones como esta, la Constitución Política de Colombia establece que se debe ejercer una labor de inspección y vigilancia. Ese mandato fue la base para que en 1998, mediante la Ley 435, se creara el Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares (CPNAA), órgano del Estado encargado del fomento,promoción, control y vigilancia del ejercicio de la profesión de la arquitectura y sus profesiones auxiliares en el país.

Esta ley establece que solo los arquitectos y profesionales auxiliares que cuentan con la Matrícula Profesional de Arquitecto y con el Certificado de Inscripción Profesional, respectivamente, ejercen la profesión legalmente. Por eso, deben asegurarse de contar con ellos ya que, además, son los únicos válidos para acreditar su experiencia ante la ley.

El consejo es la única entidad que tiene la competencia de adelantar investigaciones disciplinarias por la presunta infracción al código de ética con ocasión al ejercicio de la arquitectura y sus profesiones auxiliares. Su función de control y vigilancia está contemplada en la mencionada ley y se adelanta conforme a la Ley 1768 de 2015.

Entre las causas más comunes por las que se adelantan procesos disciplinarios de competencia del CPNAA en relación con la vigilancia y control del ejercicio de la profesión de la arquitectura y sus profesiones auxiliares, que a mayo 31 de 2019 sumaban 530 procesos activos, está no acatar disposiciones sobre licenciamiento urbano.

Julio cesar 150x150

Julio César Báez Cardozo, presidente CPNAA

“Los contratistas profesionales de arquitectura y profesionales auxiliares deben contemplar aspectos legales con el fin de cumplir la normatividad vigente para ofrecer un servicio de calidad a sus clientes”.

 

 

 

Otras causas son ejecutar obras de construcción sin contar con el permiso de la autoridad competente, no respetar la propiedad intelectual, no atender los asuntos de sus clientes, manejar indebidamente los fondos que el cliente confiere y cometer fallas durante la ejecución de obras como abandonarlas o incurrir en sobrecostos.

El dato

Sanciones

De acuerdo con la Ley 435 de 1998, el Consejo puede sancionar a los arquitectos y profesionales auxiliares con amonestación escrita, suspensión en el ejercicio de la profesión hasta por cinco años y cancelación de la Matrícula o Certificado de Inscripción Profesional cuando incumplan su código de ética.