En múltiples ocasiones de la vida profesional se conforman equipos para el desarrollo de una tarea, esta es una habilidad a desarrollar.

Entender qué es un equipo, es lo principal. Un equipo se refiere a un grupo pero además tiene un objetivo común donde cada uno aporta al desarrollo del mismo. Los miembros aportan conocimientos o prácticas que conllevan a una sinergia para el logro.

Fases de desarrollo de los equipos 240x300

EL LIDERAZGO, CLAVE PARA LA CONSECUCIÓN DE EQUIPOS

El profesor Richard Hackman de Harvard University School, con más de 30 años de estudio en los equipos afirma que “ningún líder es inefable a la hora de conseguir que un equipo funcione bien, pero todos los líderes pueden crear las condiciones adecuadas para aumentar las posibilidades de que sea así.” Es decir, si yo tengo unas personas con unas competencias que no son adecuadas para la tarea, aunque yo sea muy buen líder va a ser difícil que lleguemos a un resultado óptimo, va a ser difícil.

UN BUEN LÍDER, ES CAPAZ DE CREAR LAS CONDICIONES PARA QUE UN EQUIPO TENGA UN MEJOR RENDIMIENTO.

Hay que articular una visión, es decir, las personas no nos movemos sólo por incentivos, cuánto nos pagan, hemos dicho que las personas tenemos una corporalidad, unas necesidades materiales, unas necesidades intelectuales, y afectivas. Pero, también, esa visión, ¿qué es lo que nos dice? dónde tienes que llegar: Si vas en la dirección adecuada, llegarás a conseguir algo que es positivo, tanto para la empresa, como para los clientes, como para ti. Por lo tanto, es algo que es atractivo y que todos ellos pueden estar deseosos de llegar a esa meta común.

Establecer una estructura adecuada, la pregunta base será ¿quién tiene responsabilidades sobre qué campos?, Bueno, pues en mi equipo de ventas, en mi equipo de producción, en mi equipo de marketing, en mi equipo de lo que sea. ¿Están estructuradas estas competencias? De modo que todo el mundo sepa qué se espera de él, aunque en un momento dado pueda tener que estar complementando, pueda tener que estar ayudando en otras tareas. Tener esa estructura, para una comunicación, para unos incentivos.

Proporcionar el apoyo adecuado al contexto. Es establecer ¿Qué necesitas de mí como líder para poder llegar a tu objetivo?, ¿Qué necesitas de mí como líder para aprender y desarrollar las competencias que necesitas para aportar al equipo?, ¿Qué necesitas de mí como líder para poder coordinar con las demás personas?.

UN LÍDER ES UNA PERSONA QUE INFLUYE, PERO NO MANDA, QUE NO ORDENA, SINO QUE SUGIERE.

Y por último, establecer retos y dar feedback, es decir, establecer retos que sean suficientemente interesantes para que estiren mis capacidades y que sean factibles a las personas a las que se los estoy poniendo, pero también proporcionar la retroalimentación, ese apoyo necesario para que las personas entiendan qué han hecho bien, qué cosas podrían hacer mejor, cuáles son los caminos más adecuados y, por lo tanto, sientan esa ayuda necesaria para poder recorrer el camino.
El líder siempre debe actuar pero siempre bajo los cánones del autoaprendizaje, del respeto a los demás y de la implicación absoluta.

TIPOS O ESTILOS DE LIDERAZGO

Los tipo de liderazgo son flexibles, dado que las necesidades de determinada organización o actividad requerirán un estilo de liderazgo A o B. Lo importante es determinar qué estilo tiene que ver en qué contexto.

  • El primer estilo de liderazgo tiene que ver con el liderazgo autocráctico. Esta es una forma extrema, está en el polo más extremo. Los líderes tienen el poder absoluto de sus equipos, estos tienen solo una pequeña oportunidad de dar sugerencias. Sin embargo, las decisiones las va a tomar siempre el líder, muchas veces, o en casi todas las ocasiones, sin siquiera consultar a su equipo. Este tipo de liderazgo tiene altos niveles de ausentismo, tiene altos niveles de rotación.
  • Existe también el liderazgo burocrático. Los líderes burocráticos hacen las cosas o toman sus decisiones en función de la teoría, de la información dura, del libro. Siguen las reglas rigurosamente y se aseguran que todos sus seguidores, sus trabajadores o colabores hagan lo mismo y lo hagan de manera muy precisa. Este estilo de liderazgo es sumamente apropiado cuando hay riesgos de seguridad en la organización, como, por ejemplo, los trabajos con maquinaria, donde se requiere que efectivamente las cosas se hagan a través de procedimientos o protocolos muy estudiados.
  • Cuando hablamos de liderazgo carismático hablamos de líderes que inspiran entusiasmo en sus equipos. Ellos resultan ser muy enérgicos en el trabajo o en el proceso, tienden a creer mucho más, y esto es una de sus desventajas, en sí mismos que en sus proyectos, y muchas veces los proyectos están más centrados en el líder que en la organización. Por lo tanto, cuando el líder se va o es despedido, o el toma la decisión de retirarse a otro proyecto u a otra empresa u organización,
    los proyectos tienden a debilitarse.
  • También existe el liderazgo orientado a la tarea, donde el líder que sigue este estilo se va a focalizar solo en que el trabajo haya sido cumplido. Este tipo de liderazgo también tiende a ser muy autocrático. Sin embargo, se diferencia en que la relevancia de este líder está en la tarea. Estos líderes son muy buenos para definir roles dentro de los equipos de trabajo, son necesarios para ordenar y organizar estructuras, para organizar, para planificar y para controlar.
  • Por otro lado, están los líderes orientados a las personas o a las relaciones. Con este tipo de liderazgo, los líderes están completamente orientados en organizar, en hacer de soporte y desarrollar habilidades en sus equipos. Es decir, no importa tanto que la tarea esté completamente cumplida, sino que estos líderes, además, se aseguran de que las personas que trabajan con ellos hayan aprendido, tengan habilidades adquiridas.
  • Finalmente el líder transformacional, que este es el otro extremo. Son considerados los verdaderos líderes porque  inspiran a sus equipos en forma permanente y le van transmitiendo un entusiasmo. Estos líderes necesitan sentirse apoyados, es un ida y vuelta emocional, como lo definen los teóricos. Los líderes transformacionales van mirando cómo va funcionando su organización, si bien igualmente delegan tareas, igualmente necesitan asegurarse que se estén haciendo las tareas y que los proyectos estén saliendo en orden.

dato de liderazgo 269x300