A la hora de escoger un impermeabilizante se debe indagar sobre su área de aplicación, el tipo de material y la necesidad específica.

Impermeabilizar es la protección contra los efectos que el agua puede causar a una edificación y se debe considerar como un seguro de vida del edificio. Además, el arreglar las paredes y volver a pintar no resuelve el problema, sino que se debe impermeabilizar la pared para asegurar que la humedad no vuelva a aparecer .

Como contratista su labor es brindar el mejor acabado y perdurabilidad en su trabajo y para esto la impermeabilización, es una funcionalidad que dependiendo del tipo de especialidad debe tomarse con cautela desde la selección del producto hasta la correcta aplicación.

A la hora de elegir un impermeabilizante, lo principal es conocer el área o superficie, una revisión minuciosa de pared, piso o cubierta, le permitirá orientar la decisión. Es clave revisar el tipo de sustrato en el que se aplicará el producto; la exposición solar o UV, especialmente en techos y las condiciones de la superfie a trabajar, antes de iniciar el proceso, deberá exigir que toda la mampostería se encuentre completamente terminada y rematada.

El presupuesto de obra es otro factor determinante, revise con el constructor cúal es la disposición para el procedimiento, sin embargo recuerde que no siempre el producto de mayor economía será el adecuado. No todos los productos tienen el mismo precio ni funcionan para todas las necesidades, así que un estudio detallado de los proveedores y sus soluciones le permitirá una selección más rentable.

La correcta aplicación del sistema, es uno de los factores más importantes, que determinará la duración de la impermeabilización. Si se elige el mejor sistema o el más caro y falla la aplicación, no servirá de nada y aparecerán los problemas en un periodo muy breve.

LA CAPACITACIÓN EN SISTEMAS DE IMPERMEABILIZACIÓN ES UNA ESPECIALIDAD QUE LO DESTACARÁ SOBRE OTROS PROFESIONALES.

Una buena impermeabilización pasa desapercibida, sin embargo, un pequeño fallo en la misma puede generar daños importantes y estos pueden ser:

  • Daños estéticos: Al entrar agua esta puede dejar una marca antiestética en el interior.
  • Daños personales: Si se filtra el agua y se producen hongos en el interior, pueden llegar a provocar daños respiratorios en los habitantes del inmueble.
  • Problemas estructurales: Estos son los más peligrosos, pues no son visibles y pueden causar daños en las estructuras de cemento (la filtración de agua puede provocar que la armadura interior se oxide o se lave la parte cementosa), en una estructura de madera (al humedecerse aumenta la probabilidad de que sea atacada por insectos y hongos xilófagos) y en una estructura metálica (puede oxidarse).

impermeabilización 218x300En todos los casos el material se ve debilitado de forma progresiva, lo que puede desembocar en fallos estructurales. Para solucionarlo existen multitud de productos y soluciones pero es recomendable tomar cartas en el asunto lo antes posible.
La duración de la impermeabilización y la eficacia de la misma, dependerá de varios factores, como los siguientes:

  • La calidad y tipo de sistema de impermeabilización aplicado.
  • La correcta aplicación del sistema de impermeabilización.
  • El uso correcto de la zona impermeabilizada, en función de sus características.

Los casos y superficies donde mayor se requiere de estos procesos son: zonas de pintura (parches, tonos diferentes), grietas en muro, instalación de pisos.

EN PAREDES

En las paredes también se pueden evidenciar fallas de impermeabilizacion, estas suceden usualmente por la humedad proveniente desde el suelo, fallas que nacen en la funcionalidad de las fachadas impermeabilizadas y en algunas ocasiones por las tuberías que conducen diferentes líquidos. Para reparar estas humedades eficazmente, se debe solucionar desde la parte exterior, ya que la sola intervención desde el interior, hará que la filtración se desplace unos metros hacia los lados.

EN PISOS

Como contratista de pisos, las zonas húmedas para instalación de cerámicas o porcelanatos son necesarias pre tratarlas con un procesos impermeabilizante. En el mercado se encuentran diferentes impermeabilizantes de una sola aplicación y compatibles con diferentes materiales de pisos. Pregunte a su proveedor.