Equipos tecnológicos complementar un portafolio novedoso para el contratista eléctrico, actualizarse y capacitatse le permitirá ganar proyectos.

El mercado ha ido creciendo y de la mano de nuevas tecnologías, cada vez es más común encontrar sistemas de iluminación que no solo se adaptan a las necesidades particulares de un proyecto, sino también al presupuesto.

Si se trata de más tecnología y automatización, los costos serán más altos. Pero aunque este tipo de sistemas de iluminación muchas veces implica mayores valores iniciales por el costo de los equipos, los ahorros se ven en otros escenarios a futuro.

“La rentabilidad es muy buena y por ende la relación beneficio costo es muy favorable para el usuario. Cuando se habla de realizar la gestión de este tipo de procesos de iluminación, no solo se reducen costos de operación por electricidad dejada de consumir, también se ahorra en costos de mantenimiento correctivos por alargar la vida útil de los componentes del sistema de iluminación.

Además, la responsabilidad y contribución ambiental al reducir la emisión de CO2, es un beneficio que incumbe a toda la industria”, explica Mario García, , vocero de Garper Energy. Además de los beneficios económicos y ambientales, el uso de la información recolectada por los sistemas de tele gestión o gerencia de energía, sirven al usuario para proyectar presupuestos operativos, controlarlos, optimizarlos y mejorar indicadores financieros por reducción de costos.

“Nosotros usamos la tele gestión o iluminación conectada, que sirve para administrar y controlar el uso de la energía demandada por los sistemas de iluminación en todo tipo de edificaciones, incluso en su etapa de construcción. En otras ocasiones usamos la dimerización y en otras los sensores de movimiento o de presencia. Todo depende de la actividad que se desarrolla en los espacios iluminados artificialmente”, señala García.

Con la tele gestión se puede controlar el encendido y apagado de las instalaciones, por ejemplo, en polideportivos u oficinas.

La telegestión, que significa la gerencia de energía, consiste en la instalación de equipos de medición remota para medir con precisión el consumo y calidad de energía demandada y de esta manera poder ejercer el control en tiempo real del uso de los sistemas de iluminación. “Puede incluir el encendido y apagado remoto, dependiendo de las condiciones de radiación solar”, agrega.

También son sistemas más duraderos, fáciles de actualizar y que ponen cualquier construcción en el camino hacia la tendencia de edificios inteligentes. Lo importante es que cualquier tipo de proceso se realice con un proveedor de confianza, que ofrezca un acompañamiento total en el proceso de instalación y utilización.

Proyectos como Torre 75 Invernac Bogotá instaló medidores y sensores que permiten lograr hasta un 42 % de ahorro en energía, mientras que el proyecto Viverdi 84, ubicado en Barranquilla, implementó luces LED que se activan según horarios establecidos y sensores.