Las fachadas son consideradas las vestimentasd e las edificaciones y usted como contratista es el encargado de darle el mejor acabado.

EXISTEN VARIOS TIPOS de sistemas de pintado para fachadas, por ejemplo: plásticas, acrílicas, elásticas y de silicato. Pero en esta ocasión queremos resaltar las pinturas hidrófugas, las cuales tienen las siguientes características:

  • Reducción eficaz de la absorción de agua.
  • Gran poder de penetración.
  • Mantiene un alto grado de permeabilidad al vapor de agua.
  • Brinda una buena resistencia a los álcalis.
  • Mayor resistencia a los rayos U.V.
  • No ocasiona pegajosidad o amarilleo en las superficies.
  • Su aplicación es inofensiva.
  • No generan daños en el entorno.

Cuando escoja un tipo de pintura para sus contratos de fachadas, “Es importante que en la etiqueta mencione que es de ‘Uso exterior’, que cuente con sello de calidad, resistente a la intemperie y lavable. Con máxima protección contra el ataque de hongos y algas”, comenta William Ballén, coordinador Nacional de ventas de Pintuland.

Mejor adherencia

Para una adherencia adecuada de la pintura en exteriores y de forma técnica, se debe medir:

  • Temperatura del aire o denominada de ‘ bulbo seco’.
  • Humedad relativa (mínima 10 % y máxima 85 %)
  • Punto de rocío (debe estar mínimo 3 °C por debajo de la temperatura de la superficie).
  • Temperatura de la superficie (mínima 5 °C y máxima 50 °C).

La pintura hidrófuga se destaca por tener un mayor espesor, elasticidad e impermeabilidad que los productos convencionales

¿Cómo hacerlo?

  • Psicrómetro: Permite medir las temperaturas de bulbo húmedo, de bulbo seco y con base en estos dos valores, y con el uso de las tablas psicrométricas del sistema aire-agua, permite calcular la humedad relativa y el punto de rocío.
  • Higrómetros: Permiten determinar directamente la humedad relativa y el punto de rocío.
  • Termómetros de superficie: De disco o reloj para superficies metálicas y digitales para otros tipos.