La espuma de poliuretano es un recurso cada vez más utilizado, ya no sólo para el sellado de puertas, ventanas y saneamientos o reparación de muros para aislar del frío, del calor y de la contaminación acústica los hogares, sino también como elemento decorativo.

Algunas de las características de las espumas de poliuretano que le han hecho convertirse en un excelente material aislante son sus buenas propiedades térmicas, puesto que ofrece una gran resistencia a temperaturas extremas, manteniendo todas sus propiedades técnicas en un espectro que va de los 50ºC bajo cero o a 110ºC.

A la hora de utilizarlo hay que saber que estas espumas pueden aumentar de dos a cinco veces su volumen desde que se aplican hasta que se endurecen completamente. Al aplicar la espuma, ésta se adhiere a todo aquel elemento que entre en contacto con ella, así que es aconsejable proteger aquellas zonas que se encuentren cercanas con bandas adhesivas especiales.

Así, considerando un ciclo de vida del poliuretano de 50 años, se obtiene un balance muy positivo sobre el efecto invernadero al usar dicho producto como aislante térmico.

Tipos de espumas de poliuretano

Multiusos

Existen espumas universales que sirven tanto para aislar como para llevar a cabo el rápido relleno de huecos, hendiduras, agujeros y grietas en todo tipo de materiales. Además, son lijables y pintables (cuando la superficie está seca) y las hay con o sin pistola para su aplicación.

Uno de sus usos más comunes es para aislar térmica y acústicamente los espacios mediante el montaje y fijación de puertas y ventanas así como el relleno de huecos y grietas.

La calidad aislante y de resistencia es mejor cuanto menor sea la burbuja generada en la espuma.

  1. Interior/ Exterior: puedes aplicar todas las espumas de poliuretano en unas condiciones térmicas de entre -5ºC y +20ºC. No obstante, también puedes encontrar espumas especiales creadas para aplicar en entornos con temperaturas extremas (-10ºC y 35ºC).
  2. Juntas: se utilizan sobre todo para rellenar juntas dada su flexibilidad.  Son aquellas que, después de solidificarse, no se agrietan con los movimientos causados por los cambios de temperatura.
  3. Retardante de fuego: con un gatillo para proceder a una dosificación controlada, esta espuma tiene propiedades ignífugas. Específica para trabajos de aislamiento, fijación y relleno.

En el mercado se pueden encontrar sprays de espuma de poliuretano de dos tipos, los que están constituidos exclusivamente por el poliuretano o los compuestos que tienen otro elemento (además del poliuretano) con el que hacen la reacción.

La principal diferencia es que las espumas de un solo componente se endurecen como consecuencia del contacto con la humedad del aire, mientras que las compuestas reaccionan cuando se mezclan los dos componentes y se endurecen con mayor rapidez que las primeras.


Soudal líder mundial en venta de selladores y adhesivos cuenta con una línea de espumas en poliuretano ideales para cada aplicación, la cual ofrece un rendimiento de un 66% más en metros lineales y resistencia que los aislantes y/o selladores convencionales. Si desea más información diligencie el siguiente formulario.